Algunas ventajas decisivas de las criptomonedas

Muchos seréis los que hayan oído historias de gente que se ha hecho rica de la noche a la mañana o de gente que lo ha perdido todo por no formarse e invertir a lo loco en diciembre del 2017, cuando bitcoin tocó su máximo histórico. Lo cierto es que circulan por la red historias de todo tipo que provocan que haya gente que sólo las vea como un instrumento de especulación.

Pero son mucho más que un instrumento de especulación a largo plazo, de hecho, como no podía ser de otro modo, se han abierto camino y ya son un instrumento común para operar en operaciones con CFDs en varios brókeres online de trading con criptomonedas, como Plus500, etcétera. Pero vamos a ampliar un poco más la información sobre ellas, concretamente sobre algunas de sus ventajas más destacadas, y luego hablaremos un poco mas sobre los CFDs.

Seguridad

Es cierto que las monedas estatales o supraestatales que utilizamos en la inmensa mayoría de nuestras operaciones cuentan con numerosos mecanismos de seguridad, tanto en su versión física como cuando solo son un montón de bits, pero es dinero falsificable, por muy difícil que sea. Este hándicap no lo tienen las criptomonedas basadas en la tecnología blockchain, la cual hace que sean casi imposibles de falsificar, o por lo menos con la comprensión de la informática y los medios actuales sería tan caro y requeriría tanto esfuerzo que falsificar, por ejemplo, un bitcoin, sería sin duda demasiado costoso.

Esto es en gran medida porque la blockchain es pública y cualquier usuario puede tener una copia de todas las transacciones. Piensa en ellas como eslabones de una cadena, por lo que falsificar un eslabón en una sola cadena y no hacerlo en todas las demás haría la falsificación inútil.

Pero pese a la seguridad que presenta un sistema como este, es importante que sepas que tú siempre serás el máximo responsable de tus criptomonedas, por lo tanto es importantísimo que tengas claro como guardarlas

Sistema descentralizado

Evidentemente las criptomonedas son susceptibles de sufrir variaciones según los vaivenes de la economía y la política, pero si una tienen una alguna cosa buena, al menos para los más liberales que creen en la mano invisible del mercado, es que son completamente descentralizadas. Habría que puntualizar que no todas, de hecho, varias grandes corporaciones y algunos estados ya han creado, o están creando, sus propias criptomonedas (más limitadas que bitcoin, por supuesto)

La descentralización por lo tanto será algo bueno para unos y terrible para otros tantos, que piensan que siempre es mejor que haya alguien al timón, aunque realmente no es que un sistema descentralizado no tenga a nadie al timón si no que ese alguien no es una persona si no todos los participantes en la red rigiéndose por consenso.

Aumenta la facilidad de las transacciones

El hecho de eliminar buena parte de la burocracia que suelen conllevar las instituciones financieras tradicionales aumenta la rapidez de las transacciones a la vez que bajan los costos de las mismas.

Son tan rápidas que de hecho son instantáneas. Una transacción de bitcoin, por poner la más famosa de las criptomonedas, es recibida al momento, y comienza a confirmarse a los 10 minutos. Es importante que entiendas que aunque una transacción pueda ser instantánea, por seguridad sólo la tengas en cuenta una vez que haya tenido mínimo 6 confirmaciones de la red. Si no podrían estafarte.

Otra ventaja de las transacciones con bitcoins es que son pseudoanónimas, ventaja si el que la realiza es un honrado ciudadano amante de su privacidad, aunque quebradero de cabeza para nuestras fuerzas de seguridad del estado y para la sociedad en su conjunto si la transacción fuera realizada por delincuentes. Por lo que de facto esta característica es tanto una ventaja como una desventaja, característica intrínseca de la libertad.

Otra de las facetas que hace a las criptomonedas muy útiles para las transacciones económicas es el hecho de que no se puedan revertir con facilidad. Pero por ello mismo, es sumamente importante verificar por lo menos un par de veces el destinatario, porque una vez hecha la transacción es irreversible y no tendremos ningún control sobre ella.

Hay mucha información sobre ellas

Por la euforia que despiertan las criptomonedas, gracias sobre todo a bitcoin, tenemos a nuestra disposición muchísima información para aprender sobre ellas. Pero es importante que sepas donde encontrar información de fiar que sirva para no poner en peligro tu dinero.

Hay muchos exchanges (las casas de cambio de toda la vida) donde comprarlas y guardar en sus criptomonederos, aunque tienes que saber que si no posees las claves privadas no son tus monedas, así que guardarlo en una casa de cambio puede ser la peor decisión que tomes. (hay que tener en cuenta que la proliferación de operadores también amplía, aunque sea por simple cuestión estadística, el número de posibles estafas).

Como decíamos al principio de este artículo, también podemos utilizarlas para hacer trading con CFDs (contratos por diferencia), aunque hacer trading con este tipo de productos financieros requiere gran experiencia en mercados financieros volátiles, ya que al ser siempre operaciones apalancadas estamos invirtiendo más dinero del que realmente tenemos, con lo que existe la posibilidad de tener pérdidas más allá de lo que nuestra economía puede soportar. Es decir, estaremos en grave riesgo si tratamos de obtener ganancias con un instrumento financiero complejo de entender y acabamos perdiendo no solo el dinero invertido, sino que terminamos teniendo incluso deudas. De hecho, entre el 75% y el 85% de los inversores minoristas pierden dinero.

Aunque con los conocimientos adecuados y una estrategia correcta puedas obtener grandes ganancias es importantísimo que tengas en cuenta que jamás es buena idea invertir dinero que no puedas perder y que trabajar con productos como los CFDs es hacer inversiones de altísimo riesgo, por lo tanto no son adecuadas para cualquier persona.

Algunas ventajas decisivas de las criptomonedas
4 (80%) 1 vote[s]

Deja un comentario