Entendiendo DAI, la stablecoin de Maker DAO

La tecnología blockchain hace posibles las transferencias de dinero peer-to-peer, es decir, nos otorga la capacidad de enviar dinero de una parte a otra del mundo sin necesidad de un intermediario, sin necesidad de acudir al sistema bancario. Pero la volatilidad hace que muchas veces se levante una barrera para los usuarios, en ese punto es cuando DAI entra en escena.

La volatilidad a veces es una barrera

Uno de los problemas a los que se enfrentan estas criptomonedas como Bitcoin o Ethereum es su alta volatilidad. Los precios de estas criptomonedas varían constantemente y, en ocasiones, podemos experimentar subidas o bajadas considerables que dificultan su uso.

Es una realidad, que mientras el valor de Ethereum o Bitcoin no se mantenga estable será muy complicado establecer relaciones comerciales en esa criptomoneda durante ventanas de tiempo mínimamente amplias. 

Para solventar este problema surgen las llamadas stablecoins, o monedas estables. La gran mayoría de estas stablecoins símplemente indexan su precio al de una divisa fuerte, generalmente el dólar.

Es decir, son monedas que programan su precio para replicar el valor del dólar acuñando y quemando moneda. Si el precio del dólar baja, el programa acuñará más moneda para bajar el precio, si por el contrario el precio del dólar sube, el programa destruirá parte de estas monedas para contraer la oferta monetaria y subir su precio. Algunos ejemplos de estas stablecoins son USDC, USDT (el famoso Tether) y DAI. Sin duda, esta última tiene algunas características que la hacen especialmente interesante. 

¿Qué es DAI?

DAI es una criptomoneda estable creada por Maker DAO que tiene una serie de incentivos que provocan que esta criptomoneda tenga siempre el mismo valor que el dólar.

Para crear DAI debemos generar un préstamo en Oasis, es decir, el DAI que vayamos a generar va a ser un préstamo que vamos a recibir. Para que esto ocurra, el Smart Contract nos va a pedir un colateral, es decir, una especie de aval que en este caso puede ser ETH u otra serie de criptomonedas aceptadas por el protocolo Maker.

Por lo tanto, al depositar este colateral tendremos derecho a retirar cierta cantidad de DAI y si queremos recuperar ese colateral bloqueado simplemente tendremos que repagar el DAI retirado junto con sus intereses.

El momento en el que depositamos ese colateral y podemos retirar DAI, estamos acuñando nuevo DAI, es decir, estamos incrementando la oferta monetaria y reduciendo el precio de DAI. De la misma manera, cuando pagamos nuestras deudas, estamos quemando ese DAI y reduciendo la cantidad de DAI en circulación, lo que empujará el precio al alza.

Como comentábamos anteriormente, el objetivo de una stablecoin es tener un precio lo más cercano posible a una divisa en particular, como el dólar. DAI consigue esta paridad de precios mediante su tipos de interés, el llamado DSR.

A mayor tasa de interés, los prestatarios de DAI verán incrementar su deuda futura, por lo que tendrán mayores incentivos a pagar sus deudas y, por lo tanto, a reducir la oferta de DAI en el momento actual, lo que tendrá como consecuencia una bajada en el precio de esta moneda.

Por lo tanto, en el momento en el que el precio de DAI empiece a separarse del precio del USD, el tipo de interés (DSR) variará para incentivar a los prestatarios a corregir estas diferencias y así conseguir de manera descentralizada tener una criptomoneda estable con un valor igual al del dólar.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on reddit

Deja un comentario