DApps – Un mundo de aplicaciones distribuidas

¿Qué son las DApps?

El nombre de DApp, proviene de la unión de dos palabras del idioma inglés. Distribuied + App, que significan:

  1. Distribuied: distribuida.
  2. App: aplicación.

Quedando entonces la palabra DApp, que significa Aplicación Distribuida. Las primeras DApps nacieron en 2014 gracias a la blockchain Ethereum. Esta blockchain fue la primera en contar con los instrumentos necesarios para hacer posible este tipo de aplicaciones. Instrumentos entre los que se encuentra el lenguaje de programación, Solidity.
Desde entonces ha sido mucho el interés de las comunidades blockchain y de software con respecto a esta tecnología. Lo que dio origen rápidamente a nueva competencia para Ethereum. Entre ellas NEO, TRON y EOS, blockchain dedicadas a explotar el potencial de las DApps.

Características de las DApps

Entre las principales características de las DApps podemos mencionar las siguientes:

  1. Están construida en base a un código back-end, el cual se apoya sobre una red descentralizada peer-to-peer (blockchain). Gracias a esto, la DApp puede usar la blockchain para sus distintas actividades de forma descentralizada.
  2. También cuentan con un front-end, sobre la cual se crea la interfaz de usuario. Esta permite la conexión con el usuario con el back-end. De esta forma las acciones del usuario se traducen en acciones dentro de la blockchain, simplificando todo el proceso.
  3. Las aplicaciones son de código abierto. Como casi todas las blockchains los desarrolladores apuestan por la apertura del código de sus aplicaciones. Con ello no solo quieren transmitir transparencia, sino potenciar el desarrollo y la auditoría de las mismas. Generando confianza y auspiciando un rápido desarrollo colaborativo de las aplicaciones y sus entornos. Además permite la adaptación rápida de las mismas según las propuestas y sugerencias de los usuarios.
  4. Son descentralizadas. Como su nombre lo dice, estas aplicaciones usan la tecnología blockchain para distintas tareas. Estas pueden ir desde el almacenamiento de datos hasta la autentificación y registros de funcionamiento e intercambio.
  5. Todas tiene un incentivo para su comunidad. Estas aplicaciones hacen uso de los tokens o activos digitales para acceder a la aplicación y para recompensar todo aporte.

¿Cómo funcionan las DApps?

Para que una DApp llegue a un funcionamiento y despliegue completo debe pasar por tres fases:

Fase 1: Desarrollo inicial y publicación del whitepaper

El primer paso en el desarrollo de una DApp pasa por explicar las razones del proyecto. En este punto los desarrolladores elaboran y publican el whitepaper, un documento técnico con la descripción de la DApp y sus características. De esta forma dan a conocer las tecnologías que se usarán en el desarrollo de la DApp y cómo las integrarán. Todo ello acompañado de una explicación detallada de cómo funciona la DApp al más bajo nivel. Es acá donde se explica también sobre que blockchain estará desarrollándose el proyecto. Este punto es muy importante, pues el funcionamiento de las DApps está muy ligado al funcionamiento de las blockchain donde se ejecutan.

Por ejemplo, una DApp sobre Ethereum, hará uso del lenguaje Solidity, los smart contracts y el protocolo de consenso PoW para funcionar. Pero en el caso de TRON, esto es diferente. TRON es una blockchain basada en el protocolo DPoS (Prueba Delagada de Participación). Es por ello que los desarrolladores de la DApp deben ser claros a la hora de elegir una blockchain. La elección les permitirá desarrollar la DApp de una u otra forma, y los cambios pueden resultar costosos.

Una vez aclarado este punto se difunde el whitepaper y los desarrolladores esperan una retroalimentación de la comunidad. Adicionalmente en este punto, los desarrolladores suelen incluir una hoja de ruta con hitos importantes de desarrollo. De esta forma se transmite a la comunidad que se tiene una visión clara de hacia dónde se dirige el proyecto.

Fase 2: Distribución de los tokens iniciales

Una vez que la DApp ya ha sido desarrollado, es necesario hacer crecer el número de usuarios que hacen uso de la misma. Esto se puede hacer normalmente de tres formas:

  1. Por medio de minería. En este caso, los desarrolladores liberan un software de minería compatible con su DApp. El proceso de minería les permite a quienes lo usen obtener tokens que podrán usar dentro de la DApp y hacer uso de la misma.
  2. Por medio de una ICO. En este caso, los desarrolladores desarrollan una ICO (Oferta Inicial de Monedas). Con ello llevan a cabo una recolección de fondos por parte de interesados, que finalmente reciben los tokens digitales en sus monederos.
  3. Por medio de un sistema de recompensas. Este sistema de recompensas permite a los interesados obtener los tokens por medio de una serie de tareas a realizar. De esta forma, la plataforma se encarga de entregar cierta cantidad de moneda por cada tarea completada exitosamente.

Fase 3: Se propaga la participación de la DApp

Una vez se decide el mecanismo de distribución de los tokens y se realiza este proceso, se inicia una nueva fase. Esta busca ampliar el número de participantes dentro del proyecto. Esto con el fin de que se vaya distribuyendo y descentralizando aún más la aplicación. Con ello se busca alcanzar todas las ventajas y beneficios que proporciona la descentralización. Especialmente en las área de seguridad y privacidad.

El futuro de las Dapps – La Web 3.0

En este punto son muchas las personas ligadas al desarrollo de la blockchain que apuestan por las DApps. De hecho, las ven como la evolución de la actual Web 2.0 a la Web 3.0. Una web abierta y asentada sobre una plataforma de blockchain abierta y confiable, capaz de un Internet descentralizado y seguro. Una Internet donde los servicios básicos como el DNS y la identidad digital están descentralizados, y donde los individuos pueden participar en interacciones económicas entre sí.

Vitalik Buterin el desarrollador de Ethereum es uno de lo que apuestan fuerte a esta visión. De hecho, trabaja arduamente por convertir a Ethereum en parte fundamental de la misma. La aparición de la primera DApp en Ethereum y ver que el diseño funciona, es un primer paso. Paso que otros igual de visionario comenzaron a seguir y que ahora muestran al mundo sus avances. Blockhains como TRON y EOS, comenzaron siendo tímidos intentos en este sentido. Ahora en menos de dos años se han convertido en referentes de esta tecnología, que no deja de crecer día tras día. Y aún se consideran lienzos en blanco. Aún queda mucho trabajo por hacer y sus desarrolladores no se detienen.

Tal cual como pasó en la evolución de la Web 1.0 a la Web 2.0, la revolución no se detiene. Sino que más bien se acelera y es indetenible. La Web 3.0 ya está entre nosotros y sigue evolucionando, tan solo nos toca aunar su desarrollo y disfrutar de ella.

DApps – Un mundo de aplicaciones distribuidas
5 (100%) 1 vote
(Visited 28 times, 1 visits today)

Deja un comentario