¿Qué es el Dinero Complementario y por qué lo necesitamos?

Antes de hablar de Dinero Complementario, pensemos… A la hora de consumir nuestros productos y servicios lo hacemos decidiendo en base a nuestras preferencias, ya sean de gustos y marcas, como de propuesta de valor y diferencia de precios.

Compramos lo que nos gusta y nos hace falta a según de nuestras posibilidades. Cuando hay competencia entre los productores de los artículos que adquirimos, es muy positivo ya que así ellos mejoran su oferta y, nosotros como consumidores salimos beneficiados. ¿Pero qué pasa con el dinero?

Un oligopolio que afecta también al dinero

Todos sabemos qué pasa cuando la producción de un determinado bien está en manos de uno o pocos actores. En varios de nuestros países vemos como la luz o el internet es muy caro mientras que el servicio suele ser bastante malo. 

Esto se da porque en situaciones de poca competencia, el prestador de servicio no se ve incentivado a mejorar su oferta puesto que ya tiene un gran número de clientes asegurado.

Pero, ¿se ha preguntado alguna vez que pasaría si también tuviésemos diversidad de opciones en cuanto a dinero se trata? ¿Cuánto hemos reflexionado sobre qué es el dinero y cuáles son sus funciones?

Mientras que estoy seguro que por otro lado sí tenemos claro cuánto nos limita el tener poco o no tener dinero, me pregunto: ¿Cuántos hemos pensado en usar nuevos tipos de dinero como solución a la carencia de dinero que muchos podemos sufrir?

Sin adentrarnos mucho en como el sistema financiero mundial se rige con practicamente un sólo tipo de dinero (aunque veamos muchas divisas como el dólar, el euro, los pesos, el real… todas ellas pertenecen al mismo tipo de dinero: el dinero fiat), es fácil observar como las necesidades de todas las personas no son igualitariamente satisfechas.

Un sistema donde generalmente el rico se hace mas rico y el pobre más pobre, esto se da porque la manera en la que se genera y distribuye ese dinero está dirigida por muy pocas personas, que claramente son ajenas a las realidades de las necesidades de la gran mayoría.

¿Cuánto hemos reflexionado sobre qué es el dinero y cuáles son sus funciones?¿Cuántos hemos pensado en usar nuevos tipos de dinero como solución a la carencia de dinero que muchos podemos sufrir?

El Dinero Complementario: una respuesta a la sostenibilidad

Lo bueno es que siempre existe la posibilidad de crear dinero alternativo, en la historia muchas comunidades en el mundo lo han hecho, ejemplos recientes a nivel local son el Bristol Pound en Inglaterra, el Banco Palmas en Brasil o el Furei Kippu en Japón.

A nivel global las criptomonedas ya se están posicionando en el campo del nuevo dinero complementario, desde Bitcoin y Z-Cash, hasta GoodDollar, que es la primera criptomoneda de renta básica universal emitida con el respaldo de aportaciones incentivadas por protocolos DeFi que rentabilizan el juntar dinero para servir necesidades financieras en el mercados de tokens y demás activos criptográficos.

Todas y cada una de esas monedas están resolviendo problemas que el dinero convencional no ha podido resolver: en Bristol logran que la producción y el crecimiento se sostenga localmente, en Brasil se otorgan créditos emitidos por la propia comunidad a proyectos y emprendedores locales, en Japón mejoró sustancialmente la asistencia a la tercera edad… Mientras que las criptomonedas, buscan satisfacer un nuevo concepto de soberanía monetaria más allá de los Estados y Naciones.

El dinero complementario es un ítem, ya sea en papel o representado en un número digital que es aceptado entre distintas personas como medio de intercambio entre ellas.

La diferencia básica entre los ejemplos citados es que éstas sirven diversos propósitos en distintos contextos. En lo que se refiere a las criptomonedas como el Bitcoin, hemos visto como ésta ha ganado la confianza de los mercados mundiales y su precio ha crecido exponencialmente en apenas pasados los diez años de existencia.

Nuevas propuestas como GoodDollar buscan ofrecer una propuesta inclusiva donde todos puedan tener algo más de criptomonedas diariamente, independientemente de que tengan capital para comprarlas o no, creando así una nueva ventana para un mundo de actividad económica alternativa.

El inicio de un cambio cultural: Las ventajas y desventajas

A pesar de que el mercado de dinero complementario está apenas comenzando, cada día son más las plataformas donde podemos comprar y vender productos y servicios con divisas alternativas.

En el caso de GoodDollar donde el coste de adquisición y de transacción es cero (dentro de los parámetros fijados por el protocolo), pero donde la moneda tiene cierta apreciación en los mercados, principalmente gracias a su colateralización, se ha visto como apenas con semanas de su lanzamiento ya miles de personas participan en un mercado digital donde se intercambian G$ por micro-tareas o servicios que de otra manera (con una moneda tradicional) no hubiesen sido nada rentables;  por el coste del dinero en sí mismo, como el de una transacción.

Empezamos a ver personas comprando y vendiendo recetas y formularios, likes y subscripciones a canales de sus RRSS, servicios de diseño gráfico o incluso traducción y demás, muchas incluso ofreciendo servicios en G$ como estrategia de mercadeo entre ésta recién nacida comunidad.

El camino a la prosperidad también tiene sus dificultades

Al aceptar G$ como moneda de Intercambio, el receptor puede esperarse dos cosas: la primera es por supuesto que esta moneda se pueda utilizar en la compra de nuevos productos o servicios, la segunda, que pueda ser cambiada por otras monedas, ya sea Bitcoin, Ether o incluso fiat.

Esto permitirá al usuario de G$ no solo participar de la cadena de valor de GoodDollar, sino en la de los mercados globales. Si bien el equipo técnico de G$ se está focalizando en construir una moneda sostenible, la comunidad ya está haciendo frente a las necesidades de liquidez afrontadas por los usuarios.

GoodDollar no es aún lo suficientemente resiliente como para estar ya listada en los mayores exchanges de criptomonedas por lo que acceder a otra moneda se vuelve difícil para muchos, sin embargo, son ya los mismos usuarios con un poco más de conocimiento técnico, los que logran añadir valor a las reservas para la compra de nuevos G$,  proveer liquidez para su comercio en mercados descentralizados y así facilitar el acceso a quien quiera entrar y salir de la economía G$.

Es posible que esto añada otras ineficiencias en la distribución equitativa de la moneda, pero éstas ya se resolverán cuando la economía del GoodDolar se vaya haciendo más madura.

Si bien Bitcoin habilitó el camino para las monedas alternativas de caracter global, ahora estamos entrando en un período en el que nos toca poner en valor también otras alternativas monetarias, si quieres probar tu mismo una economía digital orientada democratizar el acceso a la tenencia y uso de criptoactivos con el objetivo de ampliar la actividad económica de sus usarios, pues bien vale la pena explorar usar GoodDollar u otras criptomonedas de renta básica universal.

¡ATENCIÓN! Invitamos a la comunidad a comentar constructivamente el artículo. El autor distribuirá 300 G$ entre los mejores comentarios según su criterio. 

Recuerda publicar tu dirección de G$. Si no la tienes aún, consíguela aquí

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on reddit

2 comentarios en “¿Qué es el Dinero Complementario y por qué lo necesitamos?

  1. Aunque considero que el BAT tiene más funcionalidades y es una moneda que se puede comprar y vender con facilidad, cosa que todavía no se puede hacer con el G$. Imagino que el autor tiene como objetivo comunicar información en este articulo sobre G$, pero me encantaría ver si el autor le da espacio al BAT en artículos futuros.

    Volviendo al tema, y a la forma magistral en la que el G$ esta desarrollando su mercado. Porque es evidente que la gente detrás del BAT no ha manejado el mercadeo de su moneda correctamente, cosa que el G$ ha hecho de una manera magistral.

    Primero, la historia detrás del G$ es mágica, una moneda para que todos tengan un salario mínimo. Quien no se enamora de dinero gratis, lo que la gente no sabe es que no es gratis, pero no importa porque parece que si y eso es lo importante.

    Segundo manejan de forma magistral el modelo Hook, el cual es un ciclo que consta de cuatro pasos que, cuando se repiten con la frecuencia suficiente, llevarán al usuario a formar un hábito en torno al producto en cuestión, en este caso G$.

    Las cuatro etapas son:

    El disparador: un evento externo que nos lleva a probar un producto por primera vez, por ejemplo, el link que estas colocando acá en tu pagina y la oferta por este comentario.
    La acción: lo que debemos hacer para utilizar el producto, por ejemplo, él link que acá nos compartes.
    La recompensa: la satisfacción de la necesidad que originalmente nos motivó a actuar, por ejemplo, curiosidad o un premio, como acá lo presentas.
    La inversión: algo de valor que hemos invertido en el producto, como tiempo, dinero o información. Después que bajas la aplicación todos los días de forma religiosa te dan un poco de dinero en la comunidad y eso crea un habito.

    Por estas razones no solo recomiendo, es mi estrategia personal el invertir en Bitcoin como moneda de inversion a largo plazo, y usar BAT y G$ como monedas de transacción. BAT para mercados que muevan contenido online, como cursos educativos, videos de entretenimiento, etc. Y G$ para el mercado de servicios, particularmente digitales, como contratar diseñadores de paginas webs.

    Si deseas saber un poco mas del modelo Hook te recomiendo leer el libro Hooked de Nir Eyal

  2. Una propuesta muy acorde con estos tiempos si consideramos que estamos viviendo un cambio de época y que la humanidad tiene que, finalmente, cambiar de rumbo si queremos preservar la especie.
    Ahora bien, democratizar los ingresos me parece excelente, claro está, pero no debemos perder el norte, ese que nos dice que los cambios deseados es en busca de una humanidad auto sustentable en el tiempo y por tal motivo, se debe estar alerta del destino final de esta forma alternativa de adquirir bienes y servicios.
    Finalmente, sería genial emprender una campaña informativa capaz de llegar a todos los rincones que llegue el G$ que pueda empoderar todo aquel que tenga acceso al mencionado recurso.

    Muchas gracias

Deja un comentario