eos

¿Qué es EOS?

EOS en griego antiguo significa Aurora y es que, para la mitología griega, EOS representaba a la diosa de la aurora, que por las mañanas se asomaba al borde del océano que rodea el mundo para anunciar la llegada de su hermano Helios, el Sol.

Los desarrolladores de EOS la han autodenominado la infraestructura más poderosa para aplicaciones descentralizadas. EOS es un sistema basado en Blockchain que da la posibilidad de desarrollar, alojar y ejecutar dApps en su plataforma, de manera parecida al Ethereum y a Cardano.

La definición formal completa de EOS no ha sido dada por los propios desarrolladores. Para que te hagas una idea, EOS ofrece todas las funcionalidades básicas que son necesarias para que empresas y particulares creen sus aplicaciones basadas en Blockchain, como por ejemplo proporcionar acceso y autentificación, permisos, datos, administración o comunicación.

De todas las características promovidas por EOS hay dos que realmente destacaron para todo el criptomundo: La eliminación de las comisiones en las transacciones y la escalabilidad.

La primera de ellas la consiguen a través de un modelo de propiedad en el que los usuarios obtienen el derecho de usar recursos proporcionales a su participación, la segunda se basa en la posibilidad de desarrollar millones de transacciones por segundo.

De esa forma EOS consigue atestar un duro golpe a Ethereum, ya que parte de sus debilidades son los altos costes de las transacciones y el mal rendimiento. Pese a ser un serio competidor para arrebatar la corona a Ethereum, se está desarrollando en esa plataforma, por lo tanto, es un token ERC-20.

Coste predecible igual a creación de aplicaciones

Los desarrolladores que apuesten por EOS verán que gracias a su modelo de propiedad tendrá un costo totalmente predecible, eso hace posible la creación de aplicaciones gratuitas. Los titulares de EOS podrán alquilar o delegar parte de sus recursos a otros desarrolladores, aspecto que favorece considerablemente al sistema.

Gracias a una prueba de participación delegada, EOS permite corregir errores o cambios de revisión en el consenso sin recurrir a una Hard Fork. Para que lo entiendas mejor, la red nombra a algunos nodos testigos que representan al resto para así tomar decisiones importantes sin la necesidad de preguntar a toda la red.

Es cierto que esta característica hace que la blockchain que plantea EOS sea un poco menos descentralizada, pero ese ligero sacrificio contribuye a la capacidad de que las empresas puedan adoptar e interactuar con la tecnología Blockchain.

¿Cómo funciona EOS?

EOS funciona gracias a un nuevo algoritmo de consenso, el Delegated Proof of Stake (DPOS). Gracias a este software, todos los poseedores de EOS podrán producir sus bloques mediante un sistema de votos y aprobación. Cuantos más votos obtengas, más fuerza de producción tendrás.

La fuerza de producción de los bloques es de 3 segundos, pero un minero puede producir un nuevo bloque cuando quiera. Los bloques de EOS se producen en lotes de 21 bloques, si algún productor falta 24h se le retira del sistema hasta que notifique la causa de su ausencia. De esa manera se da prioridad a los productores más eficientes y constantes.

Gracias a este sistema, la red de EOS no sufre Hard Forks, ya que todos los nodos trabajan de manera cooperativa. Con los sistemas anteriores compiten entre ellos para obtener mayores recompensas mineras.

¿Quién está detrás de EOS?

Dan Larimer, su CTO, se le acredita la invención de la Proof of Stake delegada y el concepto de organizaciones autónomas descentralizadas. Es fundador de BitShares, un exchange de activos descentralizado y Steemit, una red social basada en Blockchain. También fundó junto a su equipo Cryptonomex, una plataforma capaz de procesar más de 100.000 transacciones por segundo, con una espera media para recibir la confirmación de un segundo, casi nada.

Dan Larimer originó la idea de la empresa autónoma descentralizada o DAC.CLIC PARA TUITEAR

Brendan Blumer es su CEO, puesto que ocupa también en ii5, empresa detrás de 1Group, una plataforma centralizada de cotizaciones de propiedades inmobiliaria en la India. Antes de haber fundado ii5 fue padre de Okay.com, un portal inmobiliario en Hong Kong.

Uno de sus asesores más destacados es Ian Grigg, este criptógrafo financiero tiene sobre sus espaldas más de 20 años de desarrollo de plataformas de contabilidad criptográfica.

Todos forman parte de Block.one, empresa con base en las Islas Caimán que recibió 185 millones de Ethers durante los primeros 5 días de su preventa de tokens de EOS.

Es importante tener en cuenta que una vez finalizada la distribución de tokens, EOS blockchain ya no dependerá de la red Ethereum.

Ventajas y desventajas de EOS

EOS es realmente una plataforma muy inmadura, tiene un potencial enorme eso nadie lo duda, pero hay que ver exactamente de que manera va evolucionando, aquí están los pros y contras que tras mucha investigación hemos podido acordar con todo el equipo de Bitcobie.

EOS es un proyecto con la firma de Dan Larimer, podrán decir muchas cosas sobre él, pero nadie puede negar que este señor produce a muy bien ritmo, sobre todo tras sacar adelante DPoS, BitShares y Steemit.

Puntos a favor

EOS tiene potencial para superar a Ethereum en no tanto tiempo, si combina la potencia de Bitshares y Steemit tendrían más actividad online que Ethereum y Bitcoin juntos.

Block.one ha desarrollado sistemas en la vida real que de hecho hoy en día tienen uso por parte de público totalmente ajeno a Blockchain o a las criptomonedas en general. Ese es el verdadero futuro, cuando la gente use la tecnología Blokchain sin siquiera darse cuenta de eso.

Para que pueda haber un alto nivel de adopción es necesario conseguir que la red soporte un número de transacciones por segundo cercano a las que soportan plataformas como Visa o PayPal, ahora mismo Ethereum o Bitcoin está lejísimos de conseguirlo, EOS se acercaría bastante a ese objetivo.

Para que los desarrolladores puedan tener derecho a usar espacio en los servidores de la red EOS, es necesario que tengan posesión de sus tokens, de esa manera se frena un poco la posible especulación que haya en torno a la venta del Token, ya que los desarrolladores querrán mantener su estatus aguantando los tokens para poder trabajar en su Blockchain.

Hay realmente muchísima expectación en torno a EOS. No es para menos, el equipo que hay detrás es muy sólido y realmente inspira bastante confianza, pero si hay que destacar un punto que no ha gustado mucho en el ecosistema criptográfico, su distribución de tokens.

EOS tiene potencial para superar a Ethereum en no tanto tiempo, si combina la potencia de Bitshares y Steemit tendrían más actividad online que Ethereum y Bitcoin juntos.CLIC PARA TUITEAR

La distribución de los tokens de EOS está siendo algo particular, durante un año se distribuirán 1.000 millones de Tokens, que se habrán acuñado en el momento de iniciar la ICO. Estos Tokens se reparten en diferentes ventanas de disponibilidad.

Puntos en contra

El reparto se realizará en proporción a los Ethers aportados por cada usuario durante el periodo que dure la ventana de disponibilidad.

Para simplificar este sistema, imagina que hay sólo hay disponibles 100 tokens de EOS y sólo realizamos aportaciones tu y yo. Yo pienso aportar 4 Ethers y tú sólo uno. En el momento en el que se cierra la ventana a mi me corresponden un 80% de los tokens de EOS y a ti un 20%.

La venta de Token EOS se realizará en un modelo de distribución continua durante 1 año. 1,000,000,000 (mil millones) de tokens EOS se acuñarán al inicio de la venta. Estos tokens se dividirán en diferentes ventanas de disponibilidad. Los tokens para una ventana se dividirán proporcionalmente a todas las contribuciones realizadas durante el período de ventana.

Al lanzar la ICO se pusieron 200 millones de tokens de EOS disponibles durante 5 días. Una vez cerrada esa ventana los 800 millones restantes se repartirán en 360 ventanas de un día, donde estarán disponibles 2,2 millones de tokens de EOS.

Una vez que se cierre la distribución de los tokens, el Smart Contract de EOS ERC-20 los congelará y no se podrán transferir.

Esto provoca que el precio del token EOS se base completamente en promesas

Si realmente tienen una fe ciega en su propia idea, ¿Por qué no mantienen una porción significativa de su criptomoneda con la seguridad de que estas irán apareciendo con el tiempo? Venderlo todo o casi todo antes de sacar adelante una primera versión del proyecto es una estrategia para obtener una financiación irracional.

que es eos

Diferencias entre EOS y Ethereum

Seguro que si has leído nuestra guía sobre Ethereum habrás pensado que el proyecto de EOS tiene bastantes similitudes, no te vamos a quitar la razón, pero ten claro que ambos proyectos tienen notables diferencias.

Para este apartado, hemos consultado el excelente artículo publicado en Steemit, ¡EOS Vs Ethereum for Dummies!, lo hemos traducido y sintetizado en los siguientes puntos:

Filosofía de diseño

Esta seguramente sea una de las diferencias más importantes entre ambas plataformas, ya que la red Ethereum puede describirse como un ente independiente de la aplicación, es decir, es una plataforma neutral para todas las dApps.

De esa manera, Ethereum no posee ninguna característica. Eso ralentiza las mejoras de eficiencia de los desarrolladores, que seguramente podrían ver como su trabajo gana en eficacia si la plataforma aplicara algunas de las funcionalidades más comunes.

En cambio, EOS busca proporcionar a las aplicaciones que se desarrollen en su plataforma diferentes tipos de funcionalidades. Eso quiere decir que los desarrolladores que apuesten por EOS contarán con una serie de herramientas web para el desarrollo de sus apliaciones, de esa manera será posible simplificar el proceso de generar dApps y administrar cuentas de usuario.

Consenso y Gobernanza

Los mecanismos que emplean EOS y Ethereum no podrían ser más diferentes. Ethereum emplea la Prueba de trabajo (PoW), pronto aplicará la prueba de participación, la PoS o Proof of Stake. EOS en cambio emplea la Prueba de participación delegada, la DPOS, Delegated Proof of Stake. Este punto es clave para la diferencia que veremos más abajo, la escalabilidad.

La implementación de la PoW detrás de Ethereum o Bitcoin tiene un problema, la dificultad de arreglar aplicaciones. Eso quiere decir que con cada Hard Fork resulta un riesgo de engendrar múltiples blockchain competidoras, como ocurrió con Ethereum Classic. Además para arreglar una aplicación hace falta una interrupción en toda la red Ethereum

El mecanismo de EOS en cambio, permite congelar y arreglar las aplicaciones rotas sin tener que interrumpir las demás aplicaciones desarrolladas en EOS.

Escalabilidad

Una plataforma que pretende ser un gran éxito tiene que ser comercialmente viable. Normalmente esa viabilidad viene dada por la escalabilidad. Actualmente Ethereum está limitada por el rendimiento de una CPU. Las primeras pruebas lograron 25 transacciones por segundo, que seguramente puedan llegar a las 100 con bastantes actualizaciones.

Pero en condiciones normales, la capacidad de carga de la red de Ethereum en momentos de sobrecarga es de 10 transacciones por segundo o incluso menos.

En términos de escalabilidad, EOS tiene dos ventajas significativas sobre Ethereum (Una vez que sea implementada claro)

Una vez lanzada la plataforma, probablemente será la única plataforma que pueda manejar dApps a escala comercial. EOS basa su tecnología en Graphene que puede alojar entre 10.000 y 100.000 transacciones por segundo.

Además de ese avance significativo, EOS empleará la paralelización para escalar su red, eso hará que la plataforma soporte millones de transacciones por segundo.

Si aplican esos puntos, EOS podrá soportar miles de dApps a escala comercial, todo un avance en Blockchain.

EOS busca proporcionar a las aplicaciones que se desarrollen en su plataforma diferentes tipos de funcionalidadesCLIC PARA TUITEAR

 

Ataques de denegación de servicio

Este tipo de ataques se produce cuando un atacante o un grupo de atacantes saturan la red para evitar el tráfico legítimo. Ethereum ha demostrado ser vulnerable a los ataques DOS, EOS por lo contrarió debería ser invulnerable a estas prácticas.

En la red de Ethereum los mineros seleccionan las transacciones en función a su recompensa. El ancho de banda de la red es finito, igual que el poder de cómputo en la red. Para llevar a cabo un ataque de este tipo tiene que haber un incentivo financiero, como por ejemplo una ICO muy atractiva.

Si la ICO tiene una distribución de tokens limitada, existe literalmente una carrera por hacerse con ellos. Eso podría provocar que agentes adinerados podrían subir el coste de las transacciones (Gas) para garantizar que sus transacciones se añaden a la blockchain. Esto crea una fuerte debilidad en la red de Ethereum ya que una sola dApp podría congelar toda la red.

EOS debería ser invulnerable a ese tipo de ataques ya que la propiedad de los tokens de EOS otorga a los usuarios una participación del ancho de banda proporcional. De esa forma, start ups con participaciones muy pequeñas tienen su bando de ancha y su poder computacional garantizado.

Modelo de propiedad y modelo de alquiler

El modelo de Ethereum requiere tarifas (gas) por cada cálculo, operación y utilización del ancho de banda. Estas tarifas fluctúan y pueden llegar a ser prohibitivas, incluso pueden llegar a bloquear toda la red ya que los mineros darán prioridad a las transacciones que estén dispuestas a pagar más Gas, dejando en espera a las “menos generosas”.

Además de depender de algo que fluctúa según la demanda, los desarrolladores, startups y usuarios tienen que quemar continuamente Gas durante el desarrollo e implementación de sus dApps.

Por otro lado, EOS aboga por un modelo de propiedad. Eso significa que los usuarios de EOS tienen en su propiedad una participación proporcional a los tokens que posean. Eso quiere decir que si tienen un 2% de los tokens distribuidos de EOS, siempre tendrán acceso a su 2% del ancho de la red, haya o no haya carga en el resto de la misma.

Así podríamos decir que las nuevas empresas pueden adquirir una parte relativamente pequeña de la red para poder desarrollar sus dApps. En caso de que necesiten algo más de potencia simplemente tendrán que comprar más tokens EOS.

La red de EOS tiene tarifas de transacción cero, por lo tanto, no hay costos de desarrollo de la red, salvo cuando compras los tokens. Si resulta que la dApp no sale adelante, o simplemente se quiere abandonar el proyecto, se podrán vender los Tokens y así recuperar tu inversión inicial.

EOS vs Cardano

La similitud de objetivos de las dos plataformas con más proyección del mercado nos ha hecho ser testigos de varios cruces de declaraciones entre Dan Larimer y Charles Hoskinson.

Larimer publicó en Steemit una revisión muy crítica al algoritmo Ouroboros que hace funcionar Cardano, diciendo que era una copia lenta y mala de su DPoS y que deberían haberle mencionado en los papeles de Cardano, a lo que Hoskinson respondió en Telegram de la siguiente manera:

 

        “Este es Dan Larimer haciendo lo que mejor hace Dan Larimer, reclamando que todo es invento suyo y lo de los demás es basura”

 

Dejando de lado la salsa rosa que tanto nos entretiene, vamos a analizar un poco más a fondo esta situación.

Está claro que Ethereum tiene unas graves limitaciones que harán que a la larga sea imposible su adopción global. Una Blockchain no se debe de paralizar en el lanzamiento de una dApp, por muy buena o interesante que sea.

Es fundamental que la tecnología permita una escalabilidad para que miles de millones de personas utilicen millones de dApps. Eso hoy por hoy, Ethereum no lo puede conseguir.

Las principales amenazas de la plataforma de Vitalik son sin duda EOS y Cardano.

Indagando en la red, revisando los comentarios de ambas comunidades he podido leer argumentos muy convincentes de un lado y de otro, lo que si que es cierto es que me ha costado mucho encontrar comparaciones “imparciales” de ambos proyectos.

Por eso, vamos a ver aspectos positivos de ambos proyectos.

Aspectos positivos. Algunas trabas

EOS, una vez finalizada su distribución de Tokens, recaudará cerca de mil millones de dólares de capital. Esta cantidad es realmente monstruosa con la que se pueden hacer infinitas cosas.

Su cabeza visible Dan Larimer es (dejando a un lado la polémica) un programador muy respetado, que además ha dado a luz a varios proyectos muy exitosos.

Cardano no ha reunido tanto capital, pero si que tienen un apoyo muy fuerte en su desarrollo por parte de la comunidad científica y las revisiones por pares. Eso consigue que sea un proyecto muy solido que difícilmente tendrá errores.

Ha conseguido reunir a muchas de las personas más preparadas del mundo para conseguir trabajar en un proyecto a gran escala.

Por supuesto, los dos proyectos tienen algunas trabas…

EOS depende en mayor parte de Larimer y sus capacidades. Para que una plataforma se haga la reina, es necesario que lo haga bajo sus propios argumentos y no sobre las espaldas de un solo hombre. Además de esa “Larimerdependencia”, EOS, carece de toda la investigación académica que da solidez a Cardano.

No de sólo conocimiento vive el hombre y Cardano aunque es de los proyectos con mayor respaldo económico del ecosistema recaudó en su ICO menos de una décima parte de lo que EOS pretende recaudar con su distribución de Tokens.

Incluso siendo mejor plataforma Cardano, podría ver como gracias al dinero, EOS contrata los mejores especialistas para ir siempre un paso por delante.

Se podría hacer una comparativa a algo que conocemos bien, el fútbol. Cardano podría tener una mejor cantera, mejor filosofía de club, unas cuentas limpias, pero si el equipo más rico paga las clausulas de sus mejores jugadores, difícilmente podrá ganar la liga, aunque ojo, los títulos no se ganan a golpe de talonario… atentos, la lucha está servida…

invertir en eos

Cómo invertir en EOS y no morir en el intento

Bueno, si estás leyendo esto antes del 1 de junio, invertir en EOS lo podrás hacer de diferentes maneras.

A través de los exchanges habituales, ya sabes, intercambiando tus Bitcoins o Ethers por el token EOS o acudiendo a las ventanas de disponibilidad de la distribución de tokens.

Si optas por la segunda, es importante que sigas bien los siguientes pasos (Están detallados en la propia página web de eos.io, te recomiendo que compruebes todo antes por si ha habido algún cambio al 15 de abril del 2018 que es cuando se ha escrito esta guía)

Comprar EOS

Para participar en la distribución de los tokens EOS, se deberá enviar Ether al Smart Contract de distribución de EOS, durante el periodo que tú quieras. Una vez que se complete el periodo en el que tú has enviado tus ethers, podrás reclamar tus EOS.

Para ello la plataforma recomienda tener instalado el Google Chrome y usar la wallet de MetaMask, de esa forma es bastante sencillo añadir el token a la wallet.

Es importantísimo que los fondos que envíes para su compra no provengan de un exchange, tienen que venir de una wallet que te permita tener el control absoluto de tu dinero y por supuesto acceso a tu clave privada.

De hecho, la propia web advierte que no envíes ethers desde wallets incompatibles, entre ellas se encuentran las principales exchanges.

Registro

Después de las 23 horas posteriores al final de la distribución que será el 1 de junio del 2018 a las 22:59:59 UTC, todos los tokens de EOS se congelarán y no volverán a ser transferibles a la Blockchain de Ethereum.

A partir de ese punto, cualquier persona que quiera lanzar una dApp en la plataforma EOS, podrá generar un archivo que muestre el balance de tokens que tiene en la Blockchain de Ethereum, para eso deberás registrar tu dirección Ethereum con una clave pública EOS.

Ten en cuenta que no es necesario realizar el registro antes de participar en la distribución de los tokens EOS.

Basta que registres una vez tu dirección, aunque la emplees en diferentes veces. Es importante que mantengas todos tus tokens de EOS juntos en la misma dirección de Ethereum.

No registres la dirección de una cuenta en un exchange. Si has adquirido tus tokens en uno, debes transferirlos a una dirección Ethereum que controles totalmente antes de que los tokens no sean transferibles  

Reclama tus tokens

Los tokens EOS no se mandan automáticamente a la dirección Ethereum que hayas usado para adquirirlos. Estos sólo se pueden reclamar después que haya finalizado la ventana de disponibilidad en la que hayas comprado tus tokens. Si lo has hecho en diferentes ventanas, tendrás que reclamarlas una a una.

Cuando quieras transferir a alguien los tokens de EOS antes  que finalice la distribución del Token EOS, deberás reclamarlos antes. Si por lo contrario no quieres transferirlos, no es necesario que los reclames. Eso sí, no te olvides que debes registrar tus claves públicas y privadas en tu cuenta Ethereum.

Conclusión

EOS es un proyecto muy joven que de momento vive de las promesas que esperamos que cumpla.

Estamos hablando de un proyecto que ha innovado muchísimo en su algoritmo de consenso y ha organizado una distribución de tokens muy diferente a las demás monedas. Recientemente ha conseguido arrebatar el puesto a Litecoin y entrar en el top 5 de criptomonedas con mayor capitalización de CoinMarketCap.

Todo ese hype se alimenta de rumores y noticias, sin duda el proyecto promete, pero habrá que ver como evoluciona a medida que se acerca su deadline de distribución.

En Bitcobie compartimos la opinión de muchos expertos, EOS es un proyecto inmaduro e interesante. Apostar todo a EOS es correr un riesgo innecesario, pero sin duda esta criptomoneda debería estar presente en nuestro porfolio.

Si todo sale como Dan Larimer dice que saldrá, estaremos frente a una auténtica revolución en el mundo Blockchain.

(Visited 164 times, 3 visits today)