¿Por qué los hard forks son altcoins?

Si has llegado al mundo de la criptografía en los últimos 6 meses, seguramente estés un poco confundido con las diferentes hard forks que han ido y están ocurriendo. Son muy variados y además lo son en criptomonedas muy diferentes, algunos han dado incluso paso a nuevas criptomonedas, otras no.

Este aspecto podría llegar a ser muy confuso para un recién iniciado y probablemente sea un motivo suficiente para alejarse de este mundo para un gran número de personas que son incapaces de lidiar con la complejidad.

En este artículo, voy a hacer distinciones que con suerte arrojarán algo de luz sobre qué son las hard forks y por qué deberían ser consideradas como altcoins. Para llegar a esa afirmación es muy útil observar primero la historia de algunas altcoins, de cómo surgieron y por qué se diseñaron.

En el principio de los tiempos…

Bitcoin fue la primera criptomoneda que se creó y es diferente a todas las demás criptomonedas por diversas razones. La Blockchain de Bitcoin que hace seguimiento de que sumas pertenecen a cada dirección, comenzó en enero del año 2009.

Es la criptomoneda más antigua con diferencia y es compatible con versiones posteriores, es decir, el software que se usó al principio se puede utilizar hoy en día.

De alguna manera, podemos decir que Bitcoin no tiene una “competencia” real, ya que casi todo lo demás es alguna copia de esta o está basada en su tecnología.

Entran en escena las Altcoins

A partir del año 2011, hubo muchas criptomonedas diferentes que comenzaron a existir por una razón u otra. Muchas nacían con la percepción que el reparto de tokens era “justo” para los creadores.

Por ejemplo, IxCoin tenía ciertos tokens preminados reservados para sus desarrolladores. De esa forma los creadores eran recompensados por su trabajo. A menudo estos repartos se consideraban injustos ya que eran desproporcionadamente grandes comparándolos con el supply total.

Otras monedas como Litecoin y Namecoin se percibieron como más justas, y como es lógico, tuvieron mayor éxito. De manera particular, ninguna tenía un preámbulo y se anunciaron con anticipación para que todo el mundo pudiese extraer cualquiera de las monedas.

Otra manera en que una altcoin compensa a los desarrolladores es teniendo un impuesto al desarrollador, es decir, una cierta cantidad de la recompensa de minado de cada bloque va destinada a los desarrolladores automáticamente. Zcash es la cripto más famosa que usa ese método.

¡ICOs!

Las ICO (Initial Coin Offerings) comenzaron en 2013, con la llegada de Mastercoin, Maidsafe, Ethereum o Factom.

Las ICOs son esencialmente ofertas de altcoins que mediante el crowdfunding otorgan a los compradores de tokens acceso anticipado a un mejor precio. Desde el lanzamiento de Ethereum en 2015, se han vuelto tremendamente populares, ya que esta última se diseñó especialmente para tener capacidad de lanzar ICOs.

Una ICO la podrías definir por ese mismo motivo como una altcoin que vende tokens preminados. La razón de hacer eso es la de recaudar fondos y de esta manera financiar el desarrollo y la comercialización del software para el proyecto, así como establecer una base y recompensar a los desarrolladores.

Los Hard Forks son altcoins

¿Qué son las hard forks?

Técnicamente hablando, las hard forks son cambios de software incompatibles con versiones anteriores que dividen una red en dos: La red que ejecuta el software original y la red que ejecuta el nuevo software.

La criptomoneda que se comercializa con el nuevo software se considera una hard fork de la moneda de la red original.

Uno de los más famosos que existen es el de Bitcoin Cash (BCH) que se realizó en agosto de 2017. Esencialmente mantuvieron el mismo Ledger que Bitcoin, pero añadieron un cambio incompatible (bloques más grandes y protección de repetición mediante un hash de firma diferente)

En cierta manera, las altcoins, ICOs y Hard Forks se enfrentan al mismo dilema. ¿Cómo obtienen valor? La mayor parte nacen de la nada, ¿Por qué alguien renunciaría a algo de valor por poseer alguna de ellas?

Problemas de cara a los altcoins

Hay varios caminos para agregar valor, pero la principal es agregar una utilidad de una forma u otra. Sin embargo, agregar una utilidad es totalmente inútil si no existe una distribución y esta última es bastante complicada si estás empezando desde cero.

Las ICOs resuelven este problema en mayor o menor manera mediante medios sociales. Distribuyen a un amplio grupo de personas que ya muestran un interés. El dinero recaudado se puede emplear para aumentar la comercialización y listarlos en un exChange, donde su distribución se multiplicará.

Algunos de las altcoins se basan totalmente en el boca a boca, mientras que otras intentan usar nuevos métodos como los airdrops, consiste simplemente en regalar tokens a algunos usuarios en base a unos criterios arbitrarios. La altcoin Clams regaló tokens basadas en UTXO individuales de Bitcoin, Litecoin y Dogecoin.

Esto sería similar a darte una pequeña cantidad de tokens por cada cripto que guardes en tu hucha, sin importar la denominación. Stellar por ejemplo regaló monedas en función a cuánto tenía el usuario en Bitcoin siempre que este se haya autentificado con Facebook. Ripple por su parte regalaba monedas a cualquier persona que lo pidiese y tuviera una cuenta abierta antes de una fecha concreta en Bitcointalk.org

En cierta manera, una hard fork es parecida a una altcoin nueva, excepto que produce un airdrop a los propietarios de la moneda que se bifurca, de esa forma, tu puedes tratar cada hard fork de una moneda como una moneda totalmente nueva, con la particularidad de que el Ledger se mantiene más o menos igual mientras el software se cambia a su forma incompatible.

Altcoin: Software + Ledger

Aquí la distinción si que es útil. Cada moneda puede considerarse como una combinación del Ledger y el Software. El Leger representa el historial de cada transacción y el software es el que valida todo el historial del Ledger.

Las altcoins necesitan un estado inicial para sus Ledgers. Este se puede iniciar de varias maneras.

  • Se puede iniciar el Ledger desde un estado en blanco como LiteCoin
  • Iniciar el Ledger desde un punto favorable para los creadores como en ByteCoin
  • Tambien podemos iniciar el Ledger desde un estado en el que se vende al público como ICO
  • La cuarta opción es iniciar el Ledger desde exactamente el mismo punto como Bitcoin Cash.

Incluso puede haber una combinación como en el caso de Bitcoin Gold, que empleó una combinación del Ledger de Bitcoin y algunos fondos adicionales para los desarrolladores. Bitcoin Private y Bitcore usaron métodos aún más complejos para iniciar sus Ledgers.

Una altcoin también necesita Software, este es el que valida cada Ledger y, estrictamente hablando, cada combinación de software incompatible con versiones anteriores y Ledger conforma en si misma una nueva altcoin.

Lo que es interesante es que, durante la mayor parte de la historia de las criptomonedas, la combinación del software viejo y el Ledger fue más o menos abandonada hasta la hard fork de Ethereum producida por el hack de su DAO.

Hubo un grupo de personas que pensó que la versión anterior de Ethereum era más justa y por lo tanto decidieron mantenerla y darle valor, esta criptomoneda se llama Ethereum Classic y fue la precursora de muchas otras hard forks que dieron como resultado dos monedas viables.

Incompatibilidades posteriores

En cierto modo, cada hard fork de cualquier criptomoneda crea una nueva altcoin, con el ledger inicializado en el mismo punto que el de la moneda antigua. Siempre que haya consenso la criptomoneda “vieja” se va abandonando, ya que no existe un equipo de desarrollo dispuesto a mantenerla actualizada.

Dado que las hard forks introducen incompatibilidad con el software anterior, es bastante extraño que todo el historial del Ledger se mantenga igual, después de todo, la utilidad de transferir tokens sólo depende de los saldos actuales.

¿Por qué no empezar un nuevo Ledger solamente con los saldos nuevos? Esto podría reducir el tamaño de una blockchain de manera significativa.

Algunas altcoins resultantes de una hard fork como BTX o BTCP se enfocan totalmente en ese punto y no importan los 150GB del historial de Bitcoin, en su lugar sólo importan las partes no gastadas, es decir el conjunto UTXO, que en el momento de escribir estas líneas es de aproximadamente 3GB.

Políticamente hablando, este enfoque admitiría más o menos que con cada hard fork se creara una nueva moneda y por lo tanto otra vieja deje de usarse. Ethereum o Bitcoin Cash podrían hacer eso como parte de su próximo hard fork programado, pero prefieren que se les perciba como si continuaran la blockchain anterior y no empezaran una nueva.

Es una pena que tomen esa decisión ya que los beneficios son bastante considerables. Cada soporta un almacenamiento menor y consume menos ancho de banda y coste de validación, especialmente durante la sincronización inicial. En su lugar hablan de sharding y de nodos completos solo de minero como soluciones, a pesar de los obvios problemas técnicos y la centralización que eso produce.

Conclusión

El software que es incompatible con las versiones anteriores crea una nueva criptomoneda. Basándome en esa afirmación, las hard forks no son diferentes de una altcoin.

Esto provoca preguntas más complicadas ya que no existe un estándar objetivo para lo que constituye la moneda “real” cuando existe una división. El tratamiento fiscal de este punto va a causar algunos dolores de cabeza.

La mayoría de las monedas no son tan antiguas como dicen, en realidad, sólo son tan antiguas como su última actualización incompatible con la versión anterior. El ledger puede ser el mismo pero a la vez ser incompatible del software. Pero ese punto es sólo una forma indirecta de inicializar el Ledger de una nueva altcoin.

Una hard fork por definición requiere de un software incompatible con versiones anteriores. El nuevo software esencialmente significa que todo vale, incluido los preminados, impuestos de desarrollo, recompensas al fundador etc…

Las implicaciones de esto aún no se comprenden completamente, ya que la mayoría de los hard forks todavía no alteran mucho el Ledger o las reglas para realizar transacciones.

En un futuro espero que se produzcan cambios cada vez más drásticos en hard forks ya que la intervención en el Ledger será cada vez más tentadora.

Las Hard Fork son altcoins porque cambian las reglas. Al principio los cambios en las reglas son normales, pero agregar la subjetividad al permitir cambios de reglas incompatibles se permite entrar a la política en el juego.

Como resultado de este nuevo actor, las hard forks se convierten en el punto de estrangulación centralizado a través del cual puede entrar la regulación. Espero que esto se utilice ya que las altcoins están cada vez más expuestas a los riesgos de la centralización.


Cuando contactamos con Jimmy Song para pedirle permiso para traducir al castellano sus artículos y así hacerlos más comprensibles para los no angloparlantes respondió que le entusiasmaba la idea.

Eso hemos hecho en Bitcobie, esperamos estar a la altura de Jimmy, al que no podemos si no agradecer que haya querido aportar su granito de arena a nuestro proyecto.

Podéis consultar el artículo original publicado en Medium aquí

¿Por qué los hard forks son altcoins?
4.8 (96%) 5 votes
(Visited 4 times, 1 visits today)

Deja un comentario