Liquidity Mining , incentivando el uso de las Finanzas Descentralizadas – DeFi

Liquidity Mining es una nueva forma de recibir rendimientos y ganancias en tokens de gobernanza de distintos protocolos DeFi. Este mecanismo se utiliza como incentivo para que los usuarios participen y provean liquidez a los distintos protocolos del ecosistema DeFi

Recientemente, los proyectos DeFi del ecosistema Ethereum experimentaron una temporada alcista, superando los 3,500 millones de dólares en tokens bloqueados en todo el ecosistema. Este increíble aumento se debe en gran medida al nuevo mecanismo que se empezó utilizar recientemente conocido como Liquidity Mining o minería de liquidez.

Gracias a los incentivos establecidos bajo este mecanismo, recientemente Compound llegó a conseguir el 38% del valor total bloqueado en plataformas DeFi, superando incluso a MakerDAO, proyecto que se mantenía como líder indiscutible del ecosistema hasta hace sólo unas semanas. Veamos de qué se trata este importante tema.

Hagamos una pequeña introducción

La creación de las criptomonedas trajo consigo la implementación de nuevos conceptos dentro del sector financiero. Por ejemplo, la Minería de Bitcoin, las Organizaciones Autónomas Descentralizadas, las Finanzas Descentralizadas y ahora el concepto de Minería de Liquidez son algunos ejemplos.

Es importante señalar que este último concepto guarda cierta relación con la minería que ocurre dentro de grandes criptomonedas como Bitcoin o Ethereum

Veamos esto con un ejemplo para entender mejor el concepto que engloba Liquidity Mining. Bitcoin utiliza un protocolo de minería conocido como Proof of Work (PoW), o prueba de trabajo, que consiste en que un grupo de mineros aportan seguridad y protección a la red mediante su poder de cómputo o hashrate.

Es decir, los mineros de Bitcoin ponen a disposición del sistema su poder computacional para realizar el trabajo de minería; un trabajo que desde la creación de Bitcoin en 2009 no ha sido quebrantado, por lo que se considera uno de los sistemas más seguros que existen hasta ahora y que le brinda el alto valor que disfruta la criptomoneda BTC en la actualidad. 

Entonces, en Bitcoin los mineros utilizan sus propios equipos y recursos eléctricos para mantener y proporcionar seguridad a la blockchain, trabajando de forma conjunta bajo las reglas establecidas en su protocolo. A cambio de este trabajo, los mineros reciben una recompensa denominada en BTC que les permite seguir costeando sus propios gastos, al mismo tiempo que generan ganancias. 

Por su parte, con Liquidity Mining los usuarios no deben disponer de una plataforma o software de minería, sino que simplemente deben tener un inventario de criptomonedas o tokens bloqueados. Esto significa que los usuarios que desean participar de Liquidity Mining tienen que dejar un inventario de activos como capital de inversión bloqueado dentro de algunos protocolos DeFi para ofrecer liquidez a un token o una canasta de tokens específicos.

Pero ¿qué es Liquidity Mining?

Liquidity Mining es un mecanismo mediante el cual los usuarios de un protocolo pueden aportar liquidez en criptomonedas y dejar esta liquidez bloqueada en un contrato inteligente que hace parte de un proyecto DeFi. Se trata de una forma de incentivar a la comunidad a participar dentro de estos proyectos creando un mercado de liquidez que permita ofrecer servicios financieros a otros usuarios.

Por supuesto, al realizar esta actividad de inversión, los usuarios o inversores podrán generar ganancias y recibir recompensas por su servicio de proveer liquidez. Adicionalmente, al aportar liquidez a los protocolos, los inversores también podrán disfrutar de unos tokens de gobernanza emitidos directamente por los protocolos que permiten tener participación en la toma de decisiones que se realicen en torno a cada protocolo específico. Este mecanismo de gobernanza permite que los usuarios que contribuyen al éxito del proyecto puedan presentar su opinión ante las distintas propuestas que se presenten para definir el futuro del proyecto. 

Es importante mencionar que en Liquidity Mining las ganancias o recompensas obtenidas por los inversores son proporcionales a la cantidad de criptomonedas o tokens que cada inversor mantiene bloqueados dentro de cada protocolo. 

¿Cómo funciona este mecanismo?

Al bloquear sus criptomonedas o tokens dentro de un proyecto, los inversores actúan como proveedores de liquidez para un mercado, token o canasta de tokens específico; permitiendo que el mercado, el token o la canasta de tokens sirvan para cubrir las demandas y las solicitudes de los demás participantes. 

Implementaciones de Liquidity Mining en varios proyectos

Balancer

Balancer fue uno de los primeros proyectos DeFi en implementar Liquidity Mining. Para hacerlo, el equipo diseñó un protocolo que opera como un exchange para el intercambio descentralizado de varias criptomonedas. No obstante, como este protocolo es un poco complejo para el público en general, Balancer diseñó otra herramienta de fácil uso y acceso para todos conocida como piscinas de liquidez (liquidity pools). 

Estas piscinas de liquidez funcionan gracias a que varios usuarios depositan sus activos o tokens ERC-20 dentro de un smart contract (contrato inteligente) donde permanecerán bloqueados por el tiempo que desee el usuario. A través de estos activos, otros usuarios pueden comenzar a realizar trading o intercambiar sus respectivos activos interactuando directamente con los contratos inteligentes de Balancer.  

Además de ganar una comisión por las operaciones de trading realizadas con el contrato, Balancer remunera a los inversores por proveer liquidez con una recompensa en su criptomoneda BAL. Esta criptomoneda funciona como un token de gobernanza dentro del protocolo de Balancer. Los tokens de gobernanza BAL permiten a los usuarios participar en votaciones y tomar decisiones sobre el futuro del protocolo.

Compound

Compound es una plataforma autónoma de código abierto diseñada para permitirle a los usuarios generar intereses y ganancias a través de préstamos. Aunque pueda parecer que este protocolo funciona de forma similar Balancer, lo cierto es que su implementación de Liquidity Mining es un poco diferente.

El protocolo Compound funciona como un money market o mercado de dinero, desde el cual se pueden realizar diferentes operaciones. Por ejemplo, en Compound se pueden realizar préstamos utilizando varias de las principales criptomonedas que se utilizan dentro de los ecosistemas de Ethereum.

Entre estas criptomonedas están Ether (ETH), 0x (ZRK), DAI (DAI), Basic Attention Token (BAT), Augur (REP) y muchas otras más, recibiendo una tasa de interés por dicho préstamo. 

De igual forma, en Compound los usuarios pueden solicitar préstamos colocando sus activos como colateral para recibir otras criptomonedas o tokens, y por todas estas acciones, los usuarios e inversores reciben recompensas en COMP (el token de gobernanza de Compound) de forma proporcional y equivalente a los tokens que posean bloqueados dentro de la plataforma.

Money on Chain

Este protocolo funciona de forma similar a los anteriores, pero está basado en la plataforma RSK, una sidechain de Bitcoin que permite la implementación de smart contracts utilizando BTC como colateral. Money on Chain es un protocolo DeFi que utiliza 3 tipos de tokens para obtener una mayor estabilidad frente al dólar, apalancar una posición de BTC e intercambiar criptomonedas. Próximamente, este protocolo lanzará su token de gobernanza MoC, que podrá ser obtenido al proveer de liquidez al protocolo.

Conoce más sobre este Money on Chain en este video: DeFi en BITCOIN (BTC) Tutorial de Money on Chain en Español (2020)

Al igual que ocurre dentro de cualquier estrategia de inversión, Liquidity Mining posee varios riesgos. En primer lugar, no podemos olvidar que estamos hablando de tecnología experimental que no tiene mucho tiempo en el mercado y que recientemente ha demostrado que es vulnerable a ataques por parte de hackers.

Además, es importante mencionar que aún no existe regulación clara sobre el estatus legal de estos protocolos, por lo que en cualquier momento es posible que un gobierno o grupo de gobiernos empiecen a tomar acciones en contra de los proyectos DeFi.

Por otro lado, ha sido demostrado que los usuarios de DeFi están tomando posiciones apalancadas para luego bloquear sus criptoactivos en distintos proyectos con el fin de solicitar nuevos préstamos en otros activos y aprovechar el incentivo generado por Liquidity Mining para obtener altas rentabilidades de esta operación, lo que inicia todo un complejo proceso cíclico.

Explicado en resumen, un usuario puede bloquear su Ether como colateral dentro de un protocolo como MakerDAO para solicitar un préstamo en DAI, que es una criptomoneda estable indexada al dólar. Luego, el mismo usuario utiliza ese préstamo en DAI para bloquearlo en Compound y utilizarlo como colateral para solicitar un nuevo préstamo con otro activo, y así sucesivamente se va repitiendo todo el proceso de forma cíclica. 

Este proceso permite que los usuarios e inversores participen de forma constante dentro del protocolo, recibiendo por ello una remuneración por todos los movimientos realizados. No obstante, pedir préstamos en base al dinero que ya se tomó prestado anteriormente provoca un crecimiento desbalanceado en DeFi, que al final puede terminar ocasionando un impacto negativo dentro del ecosistema. Si por algún motivo el precio del Ether cae, es posible que el Ether bloqueado como colateral para obtener el primer préstamo deba ser liquidado, lo que podría representar una pérdida importante para el usuario. 

Finalmente, aunque estos protocolos pueden disponer de algunas herramientas que ayuden a administrar los factores de riesgo, son realmente los mismos usuarios e inversores quienes tienen la responsabilidad de entender los protocolos que van a utilizar para así poder decidir si quieren asumir estos riesgos y las potenciales pérdidas que se pueden generar al participar en estos proyectos.

Conclusión

Las finanzas descentralizadas representan un cambio de paradigma frente al sistema actual y ofrecen nuevas posibilidades que antes eran impensables. Mecanismos como Liquidity Mining permiten diseñar nuevos modelos de incentivos para remunerar a las personas que contribuyen al éxito de los nuevos proyectos.

Así como existen interesantes oportunidades de inversión para las personas que entienden la tecnología, también hay muchos riesgos que son importantes entender para poder sacar el mayor provecho de esta revolución.

Si quieres aprender más sobre el apasionante mundo de DeFi, te recomendamos este Curso de DeFi que lanzamos hace unas semanas.

En Bitcobie queremos que la mayor cantidad de gente pueda aprender sobre lo que está pasando en la industria de las criptomonedas y por eso seguiremos creando contenido para que cada vez más personas puedan beneficiarse de este fenómeno mundial. 

Deja un comentario