¿Por qué Bitcoin Cash?

Hace ya casi un año (1 de agosto de 2017) que apareció Bitcoin Cash como una bifurcación de la cadena de bloques de Bitcoin, pero todavía mucha gente se pregunta el porqué de esta división. En este artículo voy a intentar arrojar un poco de luz sobre el asunto, o quizás simplemente dar mi opinión, que no necesariamente será lo mismo.

Bitcoin Cash, la solución a los problemas de escalabilidad

En primer lugar, he de mencionar que personalmente estoy a favor, muy a favor, de Bitcoin Cash. Considero que era y es necesario que los que creemos que se puede conseguir que todo el mundo utilice Bitcoin por medio de las soluciones de escalabilidad que utilizan la cadena de bloques directamente, en lugar de alternativas como las cadenas laterales o los canales de pago en segunda capa, tengamos una versión de la criptomoneda que trata de implementar esta hoja de ruta.

Porque, al fin y al cabo, la razón fundamental por la que nace Bitcoin Cash no es otra que un desacuerdo en la comunidad Bitcoin sobre cómo conseguir que el sistema pueda dar servicio a la práctica totalidad de la humanidad. Una parte considerable, aunque minoritaria, de dicha comunidad, no estaba de acuerdo con la corriente de opinión que se ha terminado imponiendo. Esta defiende que, para que el sistema pueda crecer, es absolutamente necesario recurrir a alternativas más allá de ampliar el límite del tamaño de los bloques, como el propio Satoshi Nakamoto mencionó al ser preguntado por Mike Hearn, uno de los primeros desarrolladores de Bitcoin, sobre la escalabilidad del sistema ya en 2009.

Independientemente de que se puedan investigar mejoras que reduzcan el tamaño de la descarga para conseguir la cadena de bloques, o la cantidad de información que ha de ser enviada a través de la red para validar esos bloques, los defensores de BCH como alternativa de escalabilidad no creemos que escalar “on-chain” suponga una pérdida fundamental de las propiedades de Bitcoin. Y esa es la razón por la que BitcoinABC, con apoyo de la casa de cambio y pool de minería ViaBTC, publicó el año pasado su fork del cliente Bitcoin Core con algunos cambios significativos que incluían distintas reglas de consenso para la validación de bloques y que, por tanto, creaban una bifurcación en la cadena de bloques de Bitcoin.

Existen fundamentalmente dos tipos de críticas sobre la viabilidad o la idoneidad de Bitcoin Cash como solución de escalabilidad.

La crítica basada en las intenciones de los impulsores de BCH.

Esta crítica no merece gran atención en mi opinión. Personalmente considero que ambos grupos, los que creen que la cadena de bloques sobre la que trabaja Bitcoin Core conseguirá llegar a todo el mundo apoyándose en sistemas como la “Llightning Network”, y los que creen que será la cadena de bloques de Bitcoin Cash la que consiga adopción global, son sinceros y honestos en general cuando apoyan una u otra solución. Por tanto no me parece productivo refutar dichos ataques, que generalmente se centran en descalificar a personas prominentes que apoyan BCH y que yo no conozco personalmente, por lo que tampoco podría expresar mucho más que mi impresión sobre lo que pretenden, cosa que me parece poco valiosa.

Pero si mencionaré algunos de estos comentarios para que se sepa a qué me refiero:

  • Bitcoin Cash es una estafa.
  • Roger Ver (apodado “Bitcoin Jesus” por su apoyo a Bitcoin y ahora “Bitcoin Judas” por su apoyo a Bitcoin Cash) es un mentiroso y un delincuente.
  • Craig Wright (otro proponente de BCH) es un estafador y un “Fake Satoshi”.
  • Bitcoin Cash no aporta nada con respecto a otros como Ethereum, Cardano, etc.
  • Bitcoin Cash no es necesario porque ya existe Bitcoin.

La crítica basada en criterios técnicos sobre los problemas de la escalabilidad “on-chain”

Este segundo grupo de argumentos es el que me parece interesante y válido como crítica, y el que voy a intentar desmentir, o al menos matizar. Al final más que explicar por qué es necesario Bitcoin Cash, y dado que BCH está en línea con la idea original expuesta en el White Paper de Bitcoin o los comentarios de Satoshi Nakamoto sobre cómo afrontar el problema, quizás lo que haya que preguntarse es ¿por qué no?, y tratar de dar respuesta a los argumentos en contra.

No es sencillo encontrar una lista razonada de motivos por los que BCH no pueda, o incluso no deba, funcionar. Por lo general en redes sociales me parece que la versión mayoritaria es dogma de fe, y no mucha gente está dispuesta a entrar a discutir los pormenores del asunto, así que voy a utilizar como guía el artículo de un defensor de la propuesta de Bitcoin Cash que ha tratado de recopilar los principales argumentos en contra de la escalabilidad “on-chain”:

   A – Consenso Extremo (Extreme Consensus)

Mucha gente cree que romper el “consenso” en la red es pecado mortal. Valoran muy positivamente algo que creen que es una característica fundamental de Bitcoin, y que es la “democracia” basada en la posibilidad de participar en la red como “nodo completo” para expresar sus preferencias sobre los posibles cambios que se puedan aplicar al protocolo o al software. Bajo esta perspectiva, cualquier cambio propuesto ha de ser idealmente unánime, o al menos aceptado por una amplísima mayoría de usuarios.

Un “hard fork” o actualización no compatible con las anteriores versiones del software, supone un riesgo intolerable porque puede resultar en una bifurcación de la cadena si no goza del apoyo de todos los miembros de la comunidad, y esto es muy perjudicial para el futuro de Bitcoin.

Personalmente creo que el “mercado” es superior a la “democracia”. En el mercado libre, siempre que no haya injerencias o controles, cada participante vota a favor de sus ideas en cada compra o elección de sistema. Y esta votación es individual y no afecta a otros participantes que pueden tomar otras decisiones al mismo tiempo.

En un sistema en el que no es necesario pedir permiso (“permissionless”), cualquiera puede proponer cambios siempre y cuando haga el trabajo necesario para publicarlos, y después “la comunidad” decidirá si los apoya o no y por tanto dichos cambios se aplicarán o morirán en el intento. En un sistema en el que es necesario convencer a todos los demás para hacer cambios, es muy fácil que una minoría “bloquee” el progreso del sistema, incluso con malas intenciones o simplemente para impedir el crecimiento.

En el mercado libre, siempre que no haya injerencias o controles, cada participante vota a favor de sus ideas en cada compra o elección de sistema Clic para tuitear

Una derivada de este argumento es que la división debilita a Bitcoin y puede perjudicar su adopción o incluso la confianza en el sistema, pero me parece que el hecho de que, tras la bifurcación de la cadena el año pasado, el valor total de ambas ramas de la cadena haya aumentado, demuestra que este argumento no tiene mucha validez sin necesidad de entrar en más detalles. Quizás es incluso beneficioso que cada una de las partes pueda dedicar sus esfuerzos a promover su propia solución en lugar de seguir dedicando tiempo a discutir si se debe hacer una cosa u otra, que es lo que pasó entre 2015 y 2017, cuando las comisiones en Bitcoin comenzaron a aumentar, debido a que se alcanzó el límite del tamaño de los bloques y los usuarios empezaron a competir entre sí para conseguir que su transacción entrara en la “blockchain” antes que las de los demás.

   B – Riesgo o Coste de Centralización con Bloques más Grandes.

Este sea quizás el más conocido de los argumentos en contra de Bitcoin Cash, y también el más sencillo de explicar. Si se aumenta el límite del tamaño de los bloques la cadena puede crecer más rápido en tamaño y los costes de almacenarla, así como del ancho de banda necesario para enviar y recibir las transacciones y los bloques aumentan. Este aumento de los costes supone que muchos usuarios que actualmente ejecutan un nodo completo podrían dejar de hacerlo.

Además, una derivada de este argumento es que, si los costes de ejecutar un nodo completo aumentan, solo “los más ricos” podrán hacerlo y por tanto tendrán preferencia en las decisiones. Lo siento, pero no puedo evitar ver en estos argumentos un tufillo colectivista que en mi opinión va totalmente en contra de la idea de separar economía y estado, que al fin y al cabo es por lo que yo me interesé por Bitcoin en primer lugar. Entiendo perfectamente que al final, según más gente vaya interesándose por esta tecnología, la distribución ideológica normal de la sociedad se dará también en todo lo relacionado con las criptomonedas, y los que creemos en la libertad frente a la dirección de las élites, ya sean gobiernos bienintencionados o criptógrafos expertos, volveremos a ser minoría, pero me cuesta dejar de aferrarme al hecho de que Bitcoin en un principio nació de, y fue apoyado principalmente por, gente con sensibilidad libertaria que confiaba en que, a pesar de no ser perfecto, el mercado es la manera más eficiente de distribuir los recursos, y no es ningún problema que se premie a los emprendedores que corren riesgos y exponen su capital para proponer productos y servicios.

Y es que los mineros no dejan de ser emprendedores, muy exitosos en muchos casos, que arriesgan su capital para tener beneficios y que en ese proceso proporcionan seguridad a la red porque así es como se diseñó el sistema, para que fuera la avaricia o búsqueda de beneficios de los mineros lo que mantuviera la red en marcha, en lugar de su bondad o su espíritu altruista.

Pero es que, en cualquier caso, yo niego la mayor. No existen motivos importantes para pensar que un aumento progresivo, según vaya siendo necesario, del aumento del límite del tamaño de los bloques impida que los usuarios que hoy en día quieren ejecutar un nodo completo lo puedan seguir haciendo. Yo personalmente tengo uno en casa a pesar de que actualmente el límite del tamaño de bloque en Bitcoin Cash es de 32MB. El aumento del tamaño real de los bloques será progresivo y actualmente BCH ni siquiera tiene la misma cantidad de transacciones que BTC por lo que la cadena de bloques es incluso más pequeña.

Además, los avances tecnológicos en materia de ancho de banda, capacidad de proceso y espacio de almacenamiento siguen sucediéndose año a año. Lo único que se presenta para contradecir esto es que llegará un momento en que ese aumento no será suficiente, pero no hay manera real de saber esto, hasta ahora siempre que ha existido demanda, han aparecido soluciones.

Los avances tecnológicos en materia de ancho de banda, capacidad de proceso y espacio de almacenamiento siguen sucediéndose año a año Clic para tuitear

En cualquier caso, y a día de hoy, cualquiera que se fije en los bloques encontrados tanto en BTC como en BCH se dará cuenta de que, tras casi un año de funcionamiento, existe una distribución de la potencia de minado muy similar en ambas cadenas, con incluso menor grado de centralización quizás en BCH, por lo que la centralización de la minería sigue siendo otra de esas teorías catastróficas que no parece cumplirse.

https://cash.coin.dance/blocks

bitcoin cash pool

https://coin.dance/blocks

thisweek

   C – Mala experiencia de usuario y baja velocidad de las transacciones “on-chain”

Otro de los argumentos utilizados por los detractores de las soluciones de escalabilidad mediante transacciones en la cadena de bloques es que la experiencia de usuario que se puede conseguir en dicho entorno es muy mala. Esto es debido principalmente a que hay que esperar unos 10 minutos de media para recibir confirmaciones, por lo que son necesarias alternativas de segunda capa o similares.

El caso es que siempre que he debatido este aspecto en redes sociales me ha parecido que los que creen que este argumento es válido o tiene peso ven la seguridad desde un punto de vista poco común. En mi opinión la seguridad no es una variable binaria, sino un contínuo donde solemos aceptar compromisos entre la misma seguridad y la usabilidad. Muchas veces, para conseguir un buen nivel de seguridad, tenemos que emplear técnicas que hacen que la solución al problema que nos planteamos sea poco práctica, por lo que normalmente aceptamos un grado menor de seguridad para conseguir una mejor experiencia de usuario.

Por ejemplo, existen falsificaciones de billetes lo suficientemente fidedignas como para no ser detectadas a simple vista. En este caso existen métodos relativamente asequibles para ayudar a un comerciante a hacer la comprobación, evitando que le “cuelen” una copia. Pero los que hayan trabajado en un comercio y hayan tenido que aceptar pagos de distintos clientes, sabrán que normalmente un cajero no utiliza ninguno de estos métodos cuando recibe un billete de 5 €, o incluso de 10 € o de 20 €. Si un billete de 50 € tiene “pinta de sospechoso”, seguramente sea comprobado, aunque la mayoría de los pagos con esta denominación no serán sospechosos si la persona que los entrega no da muestras de inseguridad o tiene “mal aspecto”. Sin embargo todos los billetes de 100 € y de 200 € serán comprobados de manera sistemática, y es posible que los de 500 € ni siquiera sean aceptados.

Esto se debe simplemente a que las personas evaluamos el riesgo de cada situación y tomamos decisiones en base a las pérdidas potenciales que nos pueda ocasionar un comportamiento “inseguro”.

Aceptar pagos en Bitcoin Cash no es distinto a aceptarlos en efectivo en el sentido de que evaluaremos el nivel de seguridad y desconfianza que aplicamos en base a la cantidad que recibamos. Es posible “engañar” a un comerciante para que acepte una transacción que finalmente no será confirmada en la cadena de bloques, cada diez minutos de media, porque se hayan utilizado los mismos fondos en otra transacción. Pero llevar a cabo este engaño con alta probabilidad de éxito no es muy sencillo si el comerciante toma ciertas precauciones que deberían ser consideradas como buenas prácticas por cualquiera que acepte pagos en BCH, o incluso si el monedero del comerciante permite recibir transacciones firmadas para propagarlas por si mismo, incluso directamente a los mineros, en lugar de esperar a que le llegen desde la red. Teniendo en cuenta esta dificultad, y añadiendo el hecho de que cuando se hacen transacciones en persona también existe el riesgo de que el estafador sea denunciado si el intento de robo es fallido, el riesgo que alguien que quiere hacer un doble gasto correrá será proporcional al monto de la transacción.

Es decir, que igual que con los billetes, los comerciantes podrán decidir no comprobar demasiado los pagos de cantidades pequeñas, mientras que pueden decidir esperar una o varias confirmaciones para cantidades considerables. Y serán los propios comerciantes los que decidan qué límites ponen para cada categoría de pago.

Una transacción en Bitcoin Cash tarda entre uno y tres segundos en propagarse por toda la red normalmente. Si un comerciante decide aceptar transacciones sin confirmar después de 3 segundos para cantidades de hasta 50 €, me parece que la experiencia de usuario es equivalente a la de las tarjetas de crédito, y además en BCH las comisiones son más bajas.

En base a estos criterios, me parece que la crítica sobre la experiencia de usuario y la velocidad de las transacciones “on-chain” es infundada, o cuanto menos muy matizable.

   D – La mayoría de las transacciones ya suceden fuera de la cadena de bloques en cualquier caso.

Esta crítica, más que ir en contra de la solución propuesta por Bitcoin Cash, parece querer apoyar las soluciones de segunda capa propuestas como alternativa por la red BTC.

Los que emplean este argumento suelen usar el ejemplo de las grandes casas de cambio como Coinbase. Estas ofrecen a sus usuarios servicios como las transacciones entre clientes de su plataforma, de tal manera que estas operaciones nunca llegan a escribirse en la cadena de bloques porque lo que se hace es un mero cambio en los saldos de la base de datos de clientes de la plataforma.

Es totalmente cierto que esto ocurre y que supone una gran proporción del total de transacciones con BTC o BCH, pero me parece que esto no justifica que el que lo desee no pueda hacer transacciones en la cadena de bloques porque sean muy caras. De hecho la tendencia en Bitcoin siempre ha sido la de aconsejar a los usuarios que no utilicen servicios de custodia por parte de terceros, ya que en cierto modo se pierde la esencia del sistema, que se podría resumir en “sé tu propio banco”.

Personalmente considero que las soluciones de segunda capa son un buen complemento y que tendrán mucha utilidad para casos concretos. Aunque no me parece correcto forzar el aumento de las comisiones para favorecer el desarrollo de tecnologías como la Lightning Network, sí que creo que a la larga habra ciertos casos de uso en los que los canales de pago podrán resultar más prácticos que las transacciones normales, aunque no creo que se puedan aplicar a la mayoría de las operaciones cotidianas porque la experiencia de usuario me parece mucho más farragosa si se acepta mi argumento anterior sobre las transacciones sin confirmar para cantidades pequeñas.

   E – La “Reserva de Valor” es más importante que el “Medio de Cambio”

El título de esta sección me parece bastante explicativo. En líneas generales aquellos que apoyan la línea de actuación tomada en BTC consideran que el dinero no puede ser medio de cambio si antes no es reserva de valor, y los que apoyan BCH en general parecen opinar que es más bien al contrario, es decir, que es necesario que algo sea un buen medio de cambio y el hecho de que lo sea, y de que por tanto tenga gran liquidez, lo convertirá en reserva de valor si es escaso y difícil de falsificar entre otras características.

porque necesito bitcoin cash

La verdad es que personalmente no me decanto al 100% en un sentido u otro. En principio se me hace difícil creer que algo que es difícil de transferir se convierta en reserva de valor si existe una alternativa con las mismas características pero con mayor facilidad de movimiento, pero por otro lado no veo que el dinero se pueda convertir en reserva de valor simplemente porque no tiene coste a la hora de ser transferido. De hecho me parece que en este asunto la clave está en la volatilidad. Hoy por hoy la volatilidad es demasiado alta como para que el uso de alguna de ellas se extienda de forma masiva, y creo que es precisamente ese uso masivo el que podría mitigar la volatilidad y mejorar las propiedades de la criptomoneda como reserva de valor.

Es cierto sin embargo que históricamente Bitcoin como inversión a largo plazo, y aunque haya tenido grandes fluctuaciones, ha dado mayores rendimientos que la mayoría de activos. Pero no termino de ver que esto se pueda considerar una reserva de valor cuando en el corto plazo podemos ver pérdidas más del 70% como ha ocurrido desde diciembre de 2017 hasta ahora.

En este aspecto yo suelo considerar las características del “buen dinero” tal y como las definen los economistas de la Escuela Austriaca, que en general favorecen la liquidez como característica fundamental del dinero. Y la liquidez sí se ve gravemente afectada por la fricción en las transacciones, por lo que en cualquiera de los casos lo que no me parece bueno para el dinero es que haya que pagar cantidades considerables como comisión en una transacción.

   F – Las soluciones “off-chain” pueden proporcionar mejor privacidad / experinecia de usuario / velocidad / comisiones más bajas

Este argumento abunda en las ventajas de las soluciones de segunda capa o incluso de cadenas laterales a la hora de “mejorar” las propiedades de Bitcoin. Según sus defensores estos sistemas mejoran la usabilidad en muchos aspectos.

Dado que yo asumo la premisa explicada anteriormente de que las transacciones sin confirmar en BCH son perfectamente viables para cantidades pequeñas, y cualquiera que haya utilizado HandCash se da cuenta de que la experiencia de usuario no tiene nada que envidiar a formas de pago como las tarjetas de crédito pero con la seguridad añadida para el comerciante de la irreversibilidad de los pagos. Y además creo que para cantidades mayores esperar los diez minutos que tarda de media una confirmación, o incluso media hora para tres confirmaciones si queremos más seguridad, me parece que el único aspecto de este argumento en el que merece la pena entrar es en el de la privacidad.

Efectivamente uno de los mayores problemas de Bitcoin (tanto en BTC como en BCH) es la potencial falta de fungibilidad, es decir, que se puedan considerar distintos unos bitcoin de otros y por tanto sea posible “discriminar” las cantidades contenidas por algún monedero.

Un claro ejemplo de esto son las direcciones utilizadas por los responsables de  “Wannacry”. Desde el momento en el que el sistema pide al usuario que envíe su pago a una dirección concreta, y dado que la cadena de bloques es pública, cualquiera puede seguir las transacciones desde y hasta dicha dirección, de manera que alguien podría perfectamente “rechazar” pagos que vengan, o que hayan pasado, por dichas direcciones.

Si bien en este caso nos puede parecer hasta deseable la situación para desincentivar la delincuencia, no es menos cierto que esta característica también permitiría que nuestras transacciones fueran censuradas porque alguien nos quiera hacer daño. Y en este caso por supuesto el ejemplo más ilustrativo sería el de un gobierno corrupto que persiga a sus ciudadanos por diversos motivos.

Uno de los mayores problemas de Bitcoin (tanto en BTC como en BCH) es la potencial falta de fungibilidad Clic para tuitear

Existen, también en este caso, técnicas y costumbres que permiten reducir la posibilidad de ser identificados, pero es cierto que todavía existe una carencia en este aspecto y que cualquier avance en la dirección de mayor privacidad ha de ser bienvenido.

Me parece también que para garantizar esta privacidad existen alternativas como Monero, que están diseñadas en torno a esa característica y que son superiores a las soluciones de segunda capa sobre Bitcoin, por tanto tampoco este argumento me parece suficiente como para considerar que Bitcoin Cash no pueda ser viable y útil.

   G – Los monederos tipo SPV requieren que confíes en los mineros

Según esta crítica, los monederos del tipo SPV (Simplified Payment Verification), que fueron descritos por Satoshi Nakamoto como una de las vías por medio de las cuales se podría extender el uso del sistema de forma masiva, no son lo suficientemente seguros para garantizar la escalabilidad de la criptomoneda.

Efectivamente, la seguridad que proporciona un monedero en el que se comprueba que los pagos recibidos no sean un “doble gasto” de manera simplificada, es menor que la que obtenemos cuando utilizamos un nodo completo en el que se ha creado el juego de salidas sin gastar a partir de la cadena de bloques completa, a pesar de que como explica muy bien Peter Rizun la estructura de “árbol de merkle” facilita dicha comprobación.

Pero en este caso volvemos a considerar el nivel de seguridad necesario para recibir pagos en Bitcoin Cash con una probabilidad aceptable de que nos estafen.

Dependiendo del tipo de productos que vendan, algunos comercios tendrán que ejecutar un nodo completo para garantizar una mayor seguridad, pero no veo que esto sea problema en BCH hoy, y tampoco creo que lo vaya a ser en los próximos años. Los avances que se van anunciando, tanto en prestaciones del hardware que utilizamos, como en técnicas para limitar el ancho de banda necesario para mantener la cadena de bloques completa, parecen indicar que cualquiera que quiera aprovechar las ventajas de Bitcoin Cash frente a otros procesadores de pago en un negocio podrán permitirse mantener un nodo completo sin gran esfuerzo o costes desproporcionados.

Conclusión

Por todo esto me parece que Bitcoin Cash, que a la postre no es más que un intento de mantener el límite del tamaño de los bloques en un valor lo suficientemente alto como para que la red funcione como lo ha hecho en BTC durante los primeros siete u ocho años de funcionamiento, es decir, muy por encima del número de transacciones utilizadas en los bloques de forma cotidiana, es una alternativa necesaria y con mucho futuro.

Dejo de lado, aunque tengo mi opinión, la discusión sobre si es BTC o BCH el que se parece más o menos al sistema propuesto originalmente por Satoshi Nakamoto en el White Paper, o incluso la de si es importante o no mantenerse fiel a esa idea original. Llegados a este punto creo que no es muy útil seguir enfrascados en la misma discusión.

Creo que a partir de ahora lo importante es que cada parte de la comunidad trabaje con todas sus fuerzas para mejorar su propuesta de manera que finalmente alguna de las dos (o incluso cualquier otra) se extienda y nos traiga la ansiada soberanía económica, o al menos monetaria.

Personalmente estoy convencido de que es Bitcoin Cash la que tiene más posibilidades de conseguirlo, pero realmente lo celebraré mucho si es BTC la cadena que consigue liberarnos del control que ejercen los bancos centrales y gobiernos sobre nosotros a través de la política monetaria y la inflación perpetua que devalúa nuestro dinero y fomenta la deuda y el gasto irresponsable en lugar del ahorro y la inversión.

 

¿Por qué Bitcoin Cash?
4.3 (86.67%) 3 vote[s]

3 comentarios en “¿Por qué Bitcoin Cash?

    • jajajaja, hombre, tanto como morir creo que es decir demasiado. De hecho Pedro en el artículo es más partidario de que se sigan desarrollando las dos ramas en pro de la comunidad 😉

      • Para mí ha muerto en espíritu aunque por suerte ha habido una reencarnación. Creo que es cuestión de tiempo que se hunda en el abismo, aunque costará al tener mucha gente que lo soporta, pero como moneda no es útil y tardará mucho aún en serlo vía LN, y para que LN funcione necesitará hubs centrales para canalizar el enrutado de más de 100.000 nodos.

        Como inversión ha perdido sus fundamentales, que es ser una moneda útil, es cuestión de tiempo que no tenga inversores y sólo especuladores empeorando su volatilidad y creando más momentos de pánico que al mismo tiempo ahuyentarán a los mineros.

Deja un comentario