Votaciones blockchain: mitos, realidades y retos futuros

La tecnología blockchain ha tenido en los últimos años, un gran y profundo impacto en los distintos ámbitos de la vida. Pasando por la economía, finanzas, tecnología y defensa. Todas estas áreas, han sido afectadas de una u otra manera por transformadora tecnología. Pero un caso de uso, especialmente enfocado en la política y la participación ciudadana, puede brindarnos toda una nueva perspectiva de la misma. La blockchain aplicada a sistemas electores.

Este caso puede habilitar, una mayor apertura y transparencia en la realización de estas actividades. Lo que conlleva a un mejor escrutinio y transparencia de estos sistemas. Todo esto es posible, gracias a que la blockchain puede proporcionar una gestión más transparente de registros. Un espacio donde la seguridad y la robustez, son muy bien apreciadas. Además, la blockchain permite verificar, actualizar y mantener todos los datos de una red de forma descentralizada e independiente, eliminando intermediarios.

Esto permite la construcción de una base de datos compartida, que funciona como un libro de registros digitales cifrados. Todas las transacciones son transparentes, y registradas permanentemente. En este punto, la blockchain puede entenderse como un sistema, en el cual, la información queda cifrada en bloques de información y en donde perfectamente se podrían ir almacenando los votos de una elección.

Con ello, la formulación de sistemas de votación basados en blockchain tiene mucho sentido. Especialmente cuando se desea reducir costes, vulnerabilidades del sistema, mejorar la auditabilidad y transparencia del mismo.

Blockchain en sistemas de votación: ¿Potencial de cambios?

La tecnología blockchain en sistemas de votación tiene el potencial de cambiar radicalmente la forma en como vemos y participamos en sus actividades. En principio, un sistema de este tipo dejaría atrás vulnerabilidades de los sistemas actuales, como la manipulación de papeletas o en la contabilización de votos. Un sistema abierto, publico y con resultados al momento descartaría estas posibilidades.

El esquema de votación actual

Imaginemos un momento el esquema usual de votaciones electrónicas que se usa en muchos países en la actualidad:

  1. El elector se identifica y se dirige a la mesa de votación.
  2. Se emite un voto electrónico, en un sistema cerrado, que no es más que una caja negra. Nadie sabe que pasa allí, solo la empresa, el arbitro electoral y allegados. Son ellos quienes nos “garantizan” la seguridad del sistema.
  3. Los datos del voto, son enviados al centro de totalización donde se computan de forma centralizada y cerrada.
  4. Emitido el voto, sale el comprobante de papel que luego se deposita en una urna para su posterior contabilización.

Las vulnerabilidades

Bajo este esquema es posible explotar varias vulnerabilidades ampliamente conocidas e incluso denunciadas en todo el mundo. Entre ellas destacaremos las siguientes:

  1. El proceso de identificación puede sufrir de suplantación de identidad o incluso de ataques Sybil (una persona, varias identidades). Con esto, se rompe la regla de “una persona, un voto”. Incluso usando sistemas de reconocimiento meretricio dactilar, este problema aún está presente.
  2. La emisión del voto dentro de la “caja negra” es inauditable públicamente. Nadie tiene acceso al código de la maquina de votación. No se puede acceder a la base de datos de totalización de votos y resulta imposible ver la realidad electrónica de la votación. Este punto crea serias dudas de transparencia en cuanto a los sistemas de votación electrónicos. Esta situación está relacionado con la siguiente.
  3. El centro de totalización es otra caja negra del sistema. El acceso público al mismo es cerrado, y la única información que se obtiene de ellos es la que hacen pública. Además la comunicación de los datos del voto viaja por una red controlada de punto a punto por el arbitro electoral.
  4. Los comprobantes de papel están pensados para servir de auditoria al sistema de votación electrónico. Sin embargo, la selección de auditoria puede ser manipulada para corresponder con centros de votación donde se han realizado ataques de múltiples votos o ataques Sybil. En cualquiera de los casos, el sistema de auditoria de papel falla.

Como ven las tres grandes etapas del sistema de votación actual, pueden ser contrarrestadas de una u otra manera. Algo especialmente preocupante, en democracias con instituciones débiles y una gran centralización de poderes.

Es aquí donde la tecnología blockchain cambia radicalmente las reglas del juego. Puesto que en la actualidad soluciona varios de estos problemas.

Características de un sistema de votación basado en blockchain

Entre las principales características que un sistema de votación basado en blockchain nos otorga podemos mencionar:

Transparencia

Un sistema blockchain permite que los votos sean seguidos, contados y correlacionados con muchas fuentes diferentes. Esto ayuda a mantener una gran transparencia del sistema pues toda la información puede corroborarse públicamente.

Esto por contraste, no puede realizarse con las actuales sistemas de votación electrónicos. Pues no están diseñados desde su base para tal fin. De hacerlo, necesitarían rediseñarse con la consecuente inversión de tiempo y dinero para hacerlos funcionales.

Seguridad

Esta es la otra gran características de la blockchain una seguridad que va de la mano de criptografía fuerte. Este punto también es importante puesto que la seguridad permite que cada voto sea custodiado y respetado, lo que a menudo no es el caso.

Un ejemplo de lo transformador de este concepto lo da la empresa de ciberseguridad, Kaspersky Lab.  Esta empresa presentó un sistema seguro basado en blockchain para votación en línea, Polys. El sitio web del proyecto explica:

“La votación en línea impone exigencias muy estrictas sobre la seguridad de cada uno de los aspectos de la votación. Creemos que la tecnología blockchain es el eslabón perdido en la arquitectura de un sistema de votación en línea viable.”

Un punto entendible teniendo en cuenta el historial de seguridad que los proyectos blockchain han tenido a lo largo de toda su existencia.

Privacidad

Otro punto importante de la tecnología blockchain aplicada a sistemas de votación es que otorga privacidad. Una privacidad custodiada por criptografía y hashes de comprobada eficacia. En contraste tenemos lo ocurrido en Brasil en 2012, donde se demostró que el sistema permitido saber la elección que tuvo cada votante en dicho evento. Esto es una clara situación, que la blockchain puede evitar en todo sentido.

Descentralización

La descentralización es otro punto importante de la tecnología blockchain aplicada a sistemas de votación. Con ella el centro de totalización de datos es innecesario, y pueden participar en el sistema varios actores. De hecho, gracias al funcionamiento de la blockchain y los smart contracts, esta descentralización puede transformarse en una completa automatización. Una que permitiría generar datos en vivo de las votaciones accesibles para todos. No más esperar para boletines informativos, la información está en la red y en tiempo real.

Auditabilidad y verificación de datos

Otro punto importante de la tecnología blockchain aplicada a sistema de votación es la auditabilidad. En este punto, la tecnología de votaciones blockchain puede ser completamente software libre, lo que ayuda a la auditabilidad del software que hace posible su funcionamiento. Este primer punto, es impensable en la actualidad con sistemas de votación cerrados como el de Smartmatic, usado en los Estados Unidos y Venezuela.

Otro punto importante en este sentido es que la información de la votación puede hacerse pública. Más allá de mostrar gráficas de totalización de la votación, con blockchain es posible publicar y explorar la data. En este punto, obviamente no podremos ver nombre y apellidos de los votantes, eso está protegido. Pero datos como centro de votación, provincia y el voto dado, si que será visible. Esto ayuda al proceso de auditoria y verificación de cada voto emitido.

Inalterabilidad de los votos

Uno de los puntos que esgrimen los detractores de los sistemas de votación electrónicos, es que las maquinas son; una caja negra en la que nadie sabe que sucede. Esta situación da para mucho, incluyendo la alteración maliciosa de los votos. Sin embargo, esta situación puede mitigarse o solucionarse completamente con la tecnología blockchain.

En primer lugar,  proyectos de votación blockchain basados en software libre y estándares abiertos pueden dar mayor seguridad de que el sistema respeta la decisión ciudadana cuando hace ejercicio de su derecho al voto. En segundo lugar, la blockchain garantiza la inalterabilidad de dichos votos, puesto que al igual que pasa ahora con las criptomonedas, modificar un bloque de datos significa invalidar toda la cadena.

Son estos dos puntos, los que ayudan a la blockchain en sistemas de votación a resguardar y representar inequívocamente la voluntad ciudadana dicha en el voto. En este punto, el sistema híbrido actual de votación electrónica más papeleta, solo refuerza el sistema y dicha inalterabilidad.

Registro ciudadano verificado

Al inicio tocamos el punto de que los sistemas de identificación ciudadana muchas veces no están preparados para ataques de suplantación de identidad o ataques Sybil. Ante estas situaciones, donde el registro de votantes es atacado, la blockchain puede dar una solución definitiva. Un sistema de identificación por claves asimétricas.

Los sistemas de identificación soberanos, ayudan a resolver este problema y aseguran que este tipo de situaciones no se repitan.

Los retos a superar

Sin embargo, pese a que la tecnología es claramente prometedora existen muchísimos retos a superar. Entre esos retos podemos mencionar:

  1. La resistencia al cambio es uno de los grandes retos de esta tecnología. Superar este punto depende de hacer tan común el uso de la tecnología blockchain como ir al supermercado y pagar todo usando criptomonedas. El que las personas tengan contacto con la tecnología en su día a día y vean sus capacidades cambiará radicalmente este punto.
  2. Que la tecnología resulte sencilla de usar. La facilidad de uso permitirá que las personas puedan tener una buena impresión del sistema.
  3. La generación de un protocolo estandarizado para manejo de votaciones. Esto con la finalidad de crear un marco común de trabajo para todos los proyectos. Con ello, temáticas como la seguridad, auditabilidad o identificación se facilitan enormemente. Una situación que impacta positivamente en la implementación y adopción de estos sistemas a nivel mundial. En este punto, David Chaum ha trabajado mucho y ha presentado esquemas de votaciones usando criptografía fuerte. Estos esquemas han sido ampliamente utilizados en distintos sistema de votación electrónicos, como por ejemplo; el de Noruega.
  4. La creación de una infraestructura de identificación soberana funcional. Este concepto es algo completamente nuevo y aún en gestión, pero es necesario para cerrar el circulo de seguridad de las votaciones blockchain. Un sistema de identificación soberana seguro, evitaría completamente ataques de suplantación de identidad o ataques Sybil que afecten los resultados de una votación en menor o mayor margen.
Votaciones blockchain: mitos, realidades y retos futuros
5 (100%) 3 vote[s]

Deja un comentario